Shakira habló de cómo enfrenta las graves acusaciones de fraude fiscal del Gobierno español, que le pide ocho años de prisión y una millonaria multa.
Anuncio

Shakira decidió que era hora de hablar, y no solo se refirió en sus recientes declaraciones a su vida tras separarse de Gerard Piqué, sino también a cómo enfrenta las acusaciones de fraude fiscal del Gobierno español.

La colombiana insiste en que la razón está de su lado y es por no ha pactando con la fiscalía, pese a que si el caso acaba en juicio puede ser condenada a ocho años de cárcel.

"De hecho, me han asesorado desde una de las cuatro firmas de especialistas en impuestos más grandes del mundo, PricewaterhouseCoopers, por lo que tengo la confianza de haber hecho las cosas de la manera más correcta y transparente desde el primer día", dijo la cantante en una entrevista en la revista Elle.

Según las autoridades fiscales españolas, Shakira defraudó más de $14.5 millones en impuestos al no declarar su patrimonio y sus ingresos entre 2012 y 2014 a la hacienda del país con el argumento de que en ese período no residía allí.

El pasado julio, la colombiana rechazó un acuerdo con la fiscalía que le permitía evitar la cárcel. En consecuencia, ahora la acusan de seis delitos de fraude fiscal que conllevan una pena de hasta ocho años de cárcel y le reclaman una multa de casi $24 millones.

"Tengo que luchar por lo que creo; porque estas son acusaciones falsas. En primer lugar, no pasé 183 días al año en absoluto. Estaba ocupada cumpliendo con mis compromisos profesionales en todo el mundo. En segundo lugar, pagué todo lo que decían que debía, incluso antes de que presentaran una demanda. Así que en realidad no les debo nada", dijo

Shakira
Shakira
| Credit: Gregg DeGuire/Getty Images

"Sin embargo, incluso sin pruebas que respalden estas afirmaciones ficticias, como suelen hacer, han recurrido a una campaña de prensa lasciva para tratar de influir en las personas y ejercer presión en los medios junto con la amenaza de daños a la reputación para forzar acuerdos de conciliación", sostuvo.

Shakira insiste en que no estuvo más de 183 días en el país en esos años, como afirman las autoridades, por lo que no tenía la obligación de declarar sus ingresos y patrimonio como residente en España.

"Mientras Gerard y yo salíamos, yo estaba de gira mundial. Estuve más de 240 días fuera de España, por lo que no había manera de calificarme como residente. Las autoridades fiscales vieron que estaba saliendo con un ciudadano español y empezaron a salivar. Está claro que querían ir tras ese dinero sin importar cómo. Incluso durante los siguientes años estuve viajando por el mundo, trabajando sin parar mientras estaba embarazada o con Milan cuando era bebé, cuando aún estaba cicatrizando mi cesárea. Sabían que no estuve en España el tiempo requerido, que España no era mi lugar de trabajo ni mi fuente de ingresos, pero aun así me persiguieron, con los ojos puestos en el premio", contó.

Shakira y sus hijos
Shakira y sus hijos
| Credit: Shakira/IG

La cantante colombiana acusó a las autoridades fiscales españolas de haber hecho los mismo con otros famosos, como los futbolistas Cristiano Ronaldo, Neymar or Xabi Alonso, que tambien han tenido pleitos con la Hacienda española.

"Confío en que tengo suficientes pruebas para respaldar mi caso y que la justicia prevalecerá a mi favor", indicó.