Su precio ronda los 13 millones de dólares y se encuentra en una de las zonas más exclusivas de la Ciudad Condal. Todos los detalles del que un día fue su hogar feliz.
Anuncio

Ella se va para Miami y él se queda en Barcelona. Eso sí, no en la casa en la que un día fue feliz con su ya expareja, Shakira.

Gerard Piqué y la cantante hacen vidas separadas desde que anunciaran su separación hace casi medio año. Mientras el futbolista se ha mudado a un espectacular ático en su cuidad que muchos señalan como su apartamento de soltero, la artista permanece en la casa que fue familiar hasta que marche rumbo a Estados Unidos.

Tal y como mostró People en Español, su mansión en la ciudad del sol donde le espera una nueva vida es espectacular, pero no mucho más de la que compartió con el padre de sus hijos.

Se trata de una construcción moderna en la urbanización Ciutat Diagional de Esplugues de Llobregat, una zona exclusiva y privada.

Shakira y Gerard Piqué
Shakira y Gerard Piqué
| Credit: Robert Marquardt/Getty Images Gerard Pique (R) and Shakira (L) attend the 'Festa De Esport Catala 2016 Awards' on January 25, 2016 in Barcelona, Spain.

Según apunta el diario español El Periódico, su precio podría ascender a los 14 millones de euros. La vivienda fue construida en el 2012 sobre un terreno de 3.800 metros cuadros, al que posteriormente anexaron otra casa en la que vivían los padres de la colombiana.

La mansión consta de amplios ventanales en todas las estancias desde los que se puede apreciar una vista privilegiada de Barcelona. Se trata de una construcción moderna, a juzgar por las fotos de la fachada y también de las imágenes que los propios habitantes han compartido en sus redes sociales.

Shakira y Gerard Piqué
Casa de Shakira y Gerard Piqué en Barcelona
| Credit: (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

La casa consta de espacios especialmente creados para el deporte, como es la pista de tenis donde se les ha visto jugar a los pequeños, y también un gimnasio privado en el que Shakira se ha dejado ver bailando y entrenando.

En el interior predomina la decoración minimalista y el color blanco tal y como muestran algunos de los videos que la pareja ha compartido.

No hay demasiados adornos y abundan las tonalidades en pastel.

Aunque la artista artista dejará de vivir en este hogar que ha sido su casa por más de una década para finalmente establecerse con sus hijos en Miami, no cabe duda de que esta casa siempre será especial para ella. Fue donde vio nacer y crecer a sus hijos y donde también vivió la que, hasta ahora, ha sido su más grande historia de amor.