A pesar de las diferencias existentes y el futuro encuentro de la expareja para establecer lo relacionado a la custodia de sus hijos, el futbolista estaría muy pendiente de la salud de William Mebarak.
Anuncio

Hasta ahora, lo que se conoce de la relación de Shakira y Gerard Piqué desde que anunciaran su separación es que su unión es solo cordial.

El hecho de que el futbolista esté en otra relación y todo lo que se ha producido después, incluida la negociación sobre sus hijos, indica que la relación no es tan estrecha como se hubiese esperado.

Sin embargo, según el programa español Ya es mediodía, del canal Telecinco, la expareja podría haberse dado una tregua por un motivo mayor: el estado de salud de William Mebarak, padre de la cantante.

Según Ángela Porte, colaboradora del show, por primera vez en meses, Piqué habría entrado en el domicilio familiar con la intención de hablar con la mamá de Shakira e interesarse por el estado de salud del que fue su suegro. Aunque eso no significa que Shakira y Piqué se hayan convertido en los mejores amigos, sí que resta tensión.

Shakira y Gerard Piqué
Shakira y Gerard Piqué
| Credit: (Photo by Gotham/GC Images)

Otra de las colaboradoras del programa, Alba Carrillo, recordaba que, según el entorno del deportista, la próxima semana será muy importante para el acuerdo de la custodia de los niños. Parece que ambos preferirían solucionar las cosas sin intermediarios judiciales.

Shakira se mantiene viviendo en el domicilio en el que ambos convivieron por tantos años como pareja en Barcelona, mientras que el futbolista habita en su apartamento de soltero, también en la Ciudad Condal.

La cantante está pendiente de la salud de su padre, al que visita constantemente. El último parte médico del señor Mebarak asegura que está estable, dentro de la gravedad, y que no ha tenido que ser llevado a urgencias.

Una situación más que de peso que sostiene la teoría del posible gesto amable de Piqué con la que un día fue su familia.