La cantante española hace caso omiso a las críticas por su sobrepeso y asegura que en ocasiones los haters la hacen reír con sus comentarios.

Por Isis Sauceda / L.A.
Octubre 23, 2019
Anuncio

Shaila Dúrcal admite que no está pasando por su mejor momento físico tras revelar hace unos meses que padece de problemas de tiroides que le han llevado a aumentar alrededor de 44 libras.

Algo que no acompleja a la cantante española, que exhorta a los jóvenes a disfrutar de su físico sin presionarse por el estándar que promueven los medios de comunicación.

La hija menor de la legendaria Rocío Dúrcal compartió que no ha sido fácil sobrellevar las críticas sobre su nueva apariencia, aunque en días buenos los llamados haters la hacen reír.

“Me encanta celebrar a la mujer en todas sus tallas y debo reconocer que me molestan algunos comentarios, pero trato de permanecer tranquila y no hacer caso de estos mensajes”, dijo a la prensa mexicana. “Creo que tenemos que aceptarnos como somos y disfrutarnos”.

La cantante reconoció que le encanta comer y que en ocasiones no está satisfecha por su subida de peso, pero que no se preocupa tanto ya que disfruta la etapa que está viviendo. Además, enfatizó que a la gente no se le puede complacer debido a que en su momento fue criticada por su extrema delgadez.

“En ese tiempo practicaba mucho tenis. Dejé de hacerlo porque me deprimí un poco por todo lo que se especuló”, explicó. “Nunca le doy gusto a nadie, ya he aprendido eso. Ya he cumplido 40 años y no me voy a pasar toda la vida igual haciendo las cosas por el gusto de las personas, no le hago [música] por eso. Lo hago porque me hace feliz, me encanta mi trabajo, hacer feliz a la gente, contagiarle”.

Para ello está trabajando en un nuevo disco, que espera lanzar próximamente, además de que tienes planes de montar una exhibición con los vestidos de su madre.

“Todo está bien guardado en España y esperamos en algún momento sacarlos porque son una belleza”, adelantó.