Por supuesto tráfico de influencias, Sergio Mayer deberá enfrentar dos acciones jurídicas en su contra.

Anuncio

Hace unos días, se dieron a conocer dos procesos legales que se han interpuesto en contra de Sergio Mayer, a quien acusan de tráfico de influencias tras intervenir en un asunto de supuesto abuso sexual a una menor en el caso de Héctor Parra (Héctor N). De resultar culpable, podría pasar hasta siete años de prisión, según marca la ley. Ahora, el actor habla de su situación jurídica.

"El tráfico de influencias es un delito que me quieren imputar, que no existe; lo único que quieren es un circo mediático y sacarme, y distraerme para dejar de apoyar las víctimas", advirtió Mayer a los medios de comunicación. "Una cosa es sacar por lógica y decir 'bueno, este delito implica esto'. Estoy dispuesto a confrontar, a afrontar la ley cuando se me solicite. Las denuncias podrán ser dos, tres, no importa, los abogados que la vaya a hacer. Si es que procede, las voy a afrontar como cualquier ciudadano, no tengo miedo".

De acuerdo con el también político mexicano, su único trabajo fue apoyar a quienes le pidieron ayuda para sus casos; pese a que la parte acusadora dice que la intervención fue mayor y por ello lo señalan. "Ni he cometido ningún delito, mi única responsabilidad es apoyar, escuchar y acompañar a las víctimas de violencia infantil y si por eso debo confrontar la ley, lo voy a seguir haciendo y no me importa que me denuncien, una y otra vez", enfatizó. 

Sergio Mayer
Credit: IG Sergio Mayer

"No hice la denuncia; no acuso a Héctor N; no acuso a nadie", agregó. "Solamente, acompaño a las víctimas a que hagan su proceso de manera correcta".