Tras haber sido diputado federal, Sergio Mayer pretende continuar en la política y ahora confiesa su deseo de obtener el cargo presidencial de su natal México.
Anuncio

Es bien sabido el caso de actores que contienden a puestos políticos, baste recordar que Ronald Reagan fue un actor que se convirtió en presidente de Estados Unidos. Ahora, parece que Sergio Mayer quiere emularlo y confiesa que quiere ser el primer mandatario de su natal México y asegura que desde tiempo atrás está llevando a cabo las acciones pertinentes para lograrlo.

"Por supuesto que me visualizo, lo decreto, lo pienso y sigo trabajando para ello", mencionó Mayer al programa mexicano de televisión a los medios de comunicación. "El hecho de ser actor no te minimiza, ni te quita la posibilidad de hacer bien las cosas".

De hecho, el integrante de Garibaldi fue diputado federal y así se abrió un camino en la política; además, se comparó con otros colegas que han logrado estar en puesto políticos de gran relevancia. También se defendió de los ataques que recibió durante su gestión como legislador.

"Arnold Schwarzenegger fue gobernador del Estado más importante que fue California", advirtió. "He tratado de demostrar con hechos que todo lo que han querido desacreditarme, decir, siempre he comprobado que la verdad me asiste".

Sergio Mayer
Sergio Mayer
| Credit: Victor Chavez/Getty Images

El también productor aprovechó la ocasión para desmentir que tomaría acciones legales contra Daniela Parra, una joven que lo acusa de realizar tráfico de influencias para afectar a su padre, Héctor Parra, quien permanece en prisión por supuesto abuso sexual. 

"Nunca dije que iba yo a presentar, dije que había elementos suficientes para presentarlo. Mucha gente la ve como una niña tierna, chiquita, pero tiene 27 años y tiene una responsabilidad", explicó. "[Daniela y sus abogados me acusaron de tráfico de influencias y voy a tener una conferencia de prensa para ver en qué quedó ese tema"-

Ahora, Sergio Mayer está realizando presentaciones, justamente, con el grupo Garibaldi.