Numerosas anécdotas desconocidas del mundo de la Reina Isabel se descubren ahora en el libro de su modista, Angela Kelly, una sencilla mujer de Liverpool que acabó siendo su diseñadora personal y lleva a su lado más de 25 años.

By Nuria Domenech
October 28, 2019 10:53 PM

Si la Reina Isabel despierta simpatías, más lo hará ahora. La culpa la tiene un nuevo libro en el que Ángela Kelly, su modista personal, cuenta infinidad de anécdotas del behind the scenes con este legendario y longevo personaje.

Ángela, cuyo cargo oficial viene a ser algo como ayudante personal, asesora, comisaria de joyas, insignias y vestuario de la monarca, nos cuenta que ella se pone los zapatos de la Reina para ablandarlos un poco y asegurarse que son cómodos para que su jefa no se canse en los eventos oficiales. ¿Por qué no, si usan la misma talla?

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Otra simpática anécdota es cuando defiende que la Reina Isabel no faltó al protocolo cuando le dio un abrazo a Michelle Obama, como se dijo. Ese abrazo, que dio la vuelta al mundo, quedó explicado en las memorias de la esposa de Obama, en el que dijo “sólo éramos dos mujeres cansadas oprimidas por nuestros zapatos”.

Según Ángela fue un instinto natural de bondad humana por parte de la reina, “para mostrar afecto y respeto por otra gran mujer y no hay un protocolo que deba cumplirse”.

También confiesa que es la guardiana de uno de los secretos más famosos de la corona: el color del sombrero que porta la reina en Ascot, sobre el que pesan cientos de apuestas cada año.

Advertisement