El argentino tuvo que responder a los seguidores que le acusaban de maltratar a los animales.

Por Carolina Trejos
Septiembre 07, 2017
Anuncio

El actor Sebastián Rulli se vio en aprietos con sus seguidores en Instagram.

A raíz de una foto y un mensaje en el que promovía unos zapatos de piel de cocodrilo, los seguidores del apuesto galán de telenovelas lo saturaron a críticas y lo acusaron de contribuir al maltrato de los animales.

“Lo peor es verlo contento por eso. Lo admiro como actor pero por esa actitud. Ignorando el sufrimiento animal no va!”, dijo una de sus seguidoras.

Otra fan se mostró de acuerdo. “¡Ay sí! la embarró con este vídeo feliz por tener zapatos de cocodrilo”, aseguró.

Este tipo de mensajes que recibió el novio de Angelique Boyer lo obligó aregresar a la red social para aclarar el penoso malentendido.

“Aclarando: a raíz de los comentarios que recibí ayer en relación a los zapatos, quiero aclarar que son “imitación” cocodrilo. Fue mi error no especificarlo, pero también les comento que soy carnívoro y lo seguiré siendo”, aclaró el protagonista de Papá a toda madre.

“No estoy en contra de nadie que decida un estilo de vida diferente. Pero no me siento criminal por eso. La piel de animales es utilizada generalmente una vez que su carne fue procesada para alimentarnos, de criaderos o granjas certificadas. La mayoría de los zapatos se hacen con piel vacuna. Esta se puede tratar y darle la apariencia que se desee”, continuó.

Luego de aclarar el origen del material del calzado, el argentino explicó que son artesanales y hechos en México a la medida y personalizados. En la imagen incluye a la diseñadora de los mismos, Adriana Soto, a quien alabó por su trabajo.