El novio de Angelique Boyer hizo llorar de risa a sus seguidores al burlarse del novio de Irina Baeva: después de que circulara video del actor mexicano, el histrión de Buenos Aires presumió frente a la parrilla de su "chorizo argentino" y esto fue lo que prometió...
Anuncio

¡Qué bárbaro! Sebastián Rulli ha dejado claro con sus videos que tiene un estupendo sentido del humor, aunque esta vez… ¿Fue demasiado lejos? Habrá que preguntarle a su amigo, el actor Gabriel Soto, quien acaba de escandalizar a medio mundo con un video que nunca debió ver la luz y es quien inspiró al argentino en su última broma.

Dicen que cuando las cosas se ponen graves, hay que buscarle el lado cómico al asunto, así que quizá esa fue la intención del novio de Angelique Boyer al responder a los fans que le pedían un video al estilo del novio de Irina Baeva.

Sebastian Rulli musculos gimnasio
Credit: Sebastian Rulli Instagram

A juzgar por el doble sentido del post, que despertó las carcajadas entre sus seguidores, el argentino domina ya el clásico albur mexicano. Bajo lo que en principio parecía una inocente imagen en la que aparecía cocinando, como en otras ocasiones, una de sus clásicas parrilladas… ¡El comentario que escribió bajo ella dejó atónitos a sus fans!

“A los que andan pidiendo video y se les hace agua la boca por el chorizo argentino, aquí les dejo unas fotos”. Y por si alguien no había captado la broma, añadió: “Dependiendo de los likes... puede que haya video”, aseguró.

Después sumó una serie de hashtags, alguno más decente que otro, entre los que podía leerse al público lo que pida, el precio de la fama, si ya me conocen pa’ que me invitan… Las indecencias que sí se amontonaron fueron las de sus seguidores, entre los que se leyó de todo y para todos los gustos, en un post de esos que figuradamente grita a voces: "Yo estoy aquí sólo por los comentarios".

Aunque parezca mentira, no todos habían comprendido la broma así que otro famoso actor, Alberto Guerra, esposo de Zuria Vega, escribió en su muro: “¡No andes albureando a la banda! ¡No seas cabr—n!” a lo que un inocente Rulli contestó de inmediato: “¡Soy incapaz!”, exclamó, mientras en su ubicación podía leerse "El buen chorizo".

¡Este travieso de Rulli y sus ocurrencias en las redes! Por algo cuenta ya, solo en su cuenta de Instagram... ¡Con más de diez millones de seguidores!