El actor colombiano ha hecho cambios muy significativos en su día a día, una transformación que ha compartido con sus seguidores y que implica un antes y un después en su vida.
Anuncio

Muchas cosas han cambiado para Sebastián Caicedo, además de su estado civil. Su expareja, Carmen Villalobos, confirmaba finalmente esta semana que se habían separado después de muchas especulaciones.

Con la noticia ya corroborada por sus protagonistas, para muchos faltan las razones. Pero eso es algo que ambos prefieren guardar en intimidad.

Lo que se percibe de las publicaciones, confesiones y puestas en escena de la expareja en las redes es que sus formas de vivir y ver la vida son radicalmente opuestas en estos momentos. Esa podría ser un de las causas que ha evitado que su matrimonio siguiera adelante.

La transformación es especialmente notable en Sebastián, quien ha reconocido estar viviendo un despertar espiritual donde lo importante es vivir el aquí y el ahora con agradecimiento.

Sebastián Caicedo
Sebastián Caicedo
| Credit: (Photo by David Becker/Getty Images)

A través de varias publicaciones, el actor colombiano ha mostrado sus largos paseos por el campo, su vida en estas tierras y, sobre todo, el tiempo dedicado a sí mismo para reflexionar, meditar y saber qué quiere.

A día de hoy asegura tenerlo más claro. Sus escritos llenos de profundidad y sentimientos muestran a un Sebastián con más equilibrio, calma y seguridad. "Inténtalo una y mil veces hasta lograrlo, ¡no importa cuánto cueste y cuánto te demores, ¡tu puedes hacerlo! Hoy fue la primera vez que esquié y al principio me costó, ¡pero creí en mí y lo logré!", escribió hace poco.

Como bien expresa, creer en él ha sido una de las labores más importantes de estos últimos meses para así tener confianza en sí mismo y atreverse con todo lo que le hace feliz. También para apartar lo que le produce el efecto contrario. Durante una entrevista con la modelo Mar Saura reconoció estar cansado de todo lo superficial y valoró profundamente esas pequeñas cosas del día a día a las que no se suele prestar atención.

"Ama tu alma, ama lo que has hecho, ama tu camino de vida, ama quien eres, ama tu prójimo, ama a quienes te rodean aunque a veces no los comprendas, ama todo lo que ha llegado a tu vida porque recuerda que no existen las casualidades, ama a quienes han cruzado por tu vida aunque te hayan causado dolor sin saberlo, tenían como misión dejarte mensajes y aprendizajes. Ama tus errores, ama los pequeños y los grandes milagros que ocurren a tu alrededor todos los días", escribió en esta ruta en moto.

Aunque ha reconocido estar en búsqueda de trabajo actoral, también ha asegurado que quiere que sean proyectos que le llenen. No se trata de hacer por hacer, sino de elegir lo que le haga feliz.

Mientras eso llega, Sebastián vive acompañado de su familia, sus amigos y animales. Volver a lo básico, a sus raíces y a lo que verdaderamente le hace sentir pleno le ha hecho recuperar la ilusión en el camino.

Entre otras cosas, Sebastián formó parte de un retiro de meditación con Papá Jaime, uno de esos maestros de la vida que ha llegado a la suya para llenarla de bendiciones. Sus mensajes están siendo de gran ayuda e inspiración para el artista, quien aplica sus enseñanzas con la emoción de volver a empezar.

"Nunca, nunca, nunca jamás dejen de soñar", es una de esas lecciones que ha grabado a fuego en su corazón y se ha convertido en su lema de vida. "Se vale soñar", escribe en cada una de sus publicaciones.

Aunque está más centrado en este trabajo en sí mismo, Sebastián también ha participado en proyectos recientes como su colaboración en un video musical. Se trata del tema "Me duele", de Yelsid en el que asegura haber disfrutado mucho. Él es uno de los actores protagonistas del clip donde ha hecho de malo, malísimo.

Mientras estudia nuevas ofertas laborales para regresar a la televisión, el actor continúa trabajando en el proyecto más importante de todos: en sí mismo. La separación de Carmen supone un nuevo comienzo que Sebastián va a aprovechar para crecer y afrontar horizontes inexplorados.