La actriz de Si nos dejan y Quererlo todo es hija de una estrella venezolana de la música y la actuación ¡y su parecido es impresionante! Así es la hermosa relación entre padre e hija.
Anuncio

Scarlet Gruber es una de las actrices más prometedoras del momento. Su belleza pero, sobre todo, su talento la han convertido en una pieza clave de importantes telenovelas contemporáneas como Tierra de reyes, Si nos dejan o Quererlo todo.

Su talento es trabajado a pulso, pero también hay que decir que le corre por las venas. Su mamá Astrid Gruber, fue una de las grandes actrices en su país natal, Venezuela, y uno de los rostros más bellos. Aunque hoy retirada, mantiene su carisma y el cariño de su público.

Además de su famosa mamá, Scarlet también ha heredado tanto saber estar en los escenarios de su padre, una primera figura en su país y más allá de sus fronteras que siempre presume con gran amor en sus redes.

Scarlet Gruber
Scarlet Gruber
| Credit: Mezcalent

Se trata de Gabriel Fernández, conocido artísticamente como El Chamo Gabriel por su participación en uno de los grupos musicales más importantes de su país, Los Chamos. El grupo alcanzó éxito internacional siendo apadrinado en su momento, nada más y nada menos, que por el prestigioso presentador mexicano Raúl Velasco.

Además de sus años de gloria en la música, Gabriel también formó parte de importantes telenovelas que hicieron historia más allá de las fronteras venezolanas, como Cristal y Quinceañera junto a Adela Noriega, Thalía y otros grandes nombres de la escena.

Con este ambiente familiar era inevitable que Scartet no se dedicara al mundo del arte y la televisión. Si bien contó con los mejores maestros en casa, ha sido ella quien pasito a paso, estudio y dedicación ha llegado solita hasta donde está.

Aunque sus progenitores se separaron hace muchos años, la actriz y bailarina de 33 años se lleva de maravilla con ambos a los que dedica tiempo y cariño siempre que el trabajo se lo permite.

Tanto Astrid como Gabriel también han compartido públicamente el gran orgullo y satisfacción de ver a su hija como una primera estrella de las telenovelas. Aunque, lo más importante para ellos, es verla feliz y realizada. Algo que Scarlet también ha conseguido. ¡Enhorabuena!