El boxeador mexicano pide una compensación millonaria a De la Hoya y el servicio de streaming DZN por supuestamente haber incumplido el contrato que firmaron hace dos años.

Por Isis Sauceda
Septiembre 10, 2020
Anuncio

El boxeador mexicano Saúl el Canelo Álvarez ha entablado una demanda contra de la compañía Golden Boy Promotions de Óscar de la Hoya y la plataforma de streaming DAZN por supuesto incumplimiento de contrato.

En demanda presentada este martes ante un tribunal federal de Los Ángeles, el pelirrojo solicita $280 millones en daños, debido a que los demandados no han logrado pautar una pelea para el boxeador desde noviembre del 2019, según ESPN Deportes.

“Soy el número uno libra por libra del mundo. No tengo miedo a ningún oponente en el ring, y no voy a dejar que las fallas de mi plataforma de distribución o promotores me mantengan lejos del ring. Interpuse la demanda, así que puedo ya regresar al boxeo y darle a mis fanáticos las peleas que se merecen”, declaró Álvarez en un comunicado.

Ethan Miller/Getty Images; Allen Berezovsky/Getty Images

De acuerdo a la demanda citada por la agencia AP, Golden Boy y DZN le ofrecieron al boxeador un pago compensatorio inferior al que le garantizaba el contrato firmado hace dos años.

"Esta demanda obedece al incumplimiento del contrato más lucrativo de la historia del boxeo", sostiene la querella, según AP.

El boxeador firmó en 2018 un contrato de $415 millones por 11 peleas con la plataforma de streaming que lo convirtió en el deportista mejor pagado en la historia. Ese mismo año, Álvarez extendió su contrato por cinco años con la compañía de De la Hoya, encargada de organizar sus eventos, según ESPN.

Como era usual en su agenda, Canelo buscaba pelear en mayo o septiembre de este año, pero todo se frenó debido a la pandemia.

La promotora de De la Hoya asegura que es la plataforma digital la que se niega a honrar el contrato.

“El coraje de Canelo es con DAZN. Ellos son los que se niegan a honrar el contrato al no aprobar a los oponentes pendientes que les hemos presentado y al negarse a pagar la cantidad requerida bajo contrato”, expresó un vocero de Golden Boy Promotions a través de un comunicado recogido por ESPN Deportes. “Contrariamente a la queja, Golden Boy tiene la misma aprobación sobre los oponentes de Canelo. Nadie de Golden Boy prometió a nadie que Canelo pelearía contra un oponente específico. Simplemente acordamos poner el tipo de peleas de primer nivel que trabajamos juntos en el 2019”.

Golden Boy, además, defendió su postura de trabajar para el bien de la carrera del pugilista.

“A pesar de nuestro contrato, específicamente le da a Golden Boy el derecho de esperar hasta que la pandemia haya terminado y los fanáticos puedan regresar en el mejor interés del boxeo. Golden Boy está haciendo todo lo posible para realizar grandes peleas. Seguimos listos, dispuestos y capaces de concretar una pelea para Canelo lo antes posible”, según el comunicado.

De acuerdo a ESPN Deportes, DAZN habría ofrecido $15 millones y el resto en acciones de la compañía para que Álvarez regresara al cuadrilátero en noviembre o diciembre de este año. La oferta no fue del agrado del pugilista, que terminó por demandar a ambas compañías.

DZN señaló en un comunicado citado por AP que estaba al tanto de la demanda, pero que no daba declaraciones sobre pleitos legales.

El Canelo es considerado por Forbes como el deportista mexicano mejor pagado del mundo gracias a los $37 millones que se llevó al bolsillo el año pasado, de acuerdo a la revista.