La actriz ha confesado algunos detalles personales de la entonces actriz cuando ambas compartían el sueño de triunfar en Hollywood y no eran tan conocidas.

Anuncio

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida. Pues resulta que la bellísima Sandra Echeverría, además de ser una de las actrices del momento, también compartió situaciones muy personales con la mismísima Meghan Markle. Las dos compartían el sueño de ser reconocidas actrices, una etapa muy bonita que la mexicana ha contado con todo el cariño y de la que nos ha revelado cosas muy interesantes.

En una conversación con Tanya Charry, de El Gordo y la Flaca, la protagonista de La Usurpadora ha revelado algunos de los secretos mejor guardados de la esposa de Harry.

“Éramos dos amigas que estábamos en el mismo momento, frustradas porque era muy complicado este mundo de las audiciones y decíamos, ‘algún día va a suceder’. Ella también estaba sola en esta ciudad porque su papá vivía lejos”, recuerda con nostalgia de sus primeros pasos en Hollywood.

¿Y cómo era esa Meghan que conoció? Sandra solo guarda maravillosos recuerdos de esta mujer, hoy una de las más perseguidas por la prensa. “Es una chica muy sencilla. A ella le encantaba salir a caminar, hacer su yoga, hacer sus compras, hacer las cosas que uno hace en su vida normal, entonces yo también cuando vi eso dije: ‘no sé si va a aguantar'”, expresó refiriéndose a la ola de fama que alcanzó Meghan al casarse con Harry.

Meghan Markle en París

Según Sandra, seguramente ha extrañado mucho su forma sencilla de vivir y hacer frente el día a día. “Ella cultivaba en su jardín sus frutas, sus verduras”, rememora de aquellos años.

Una vida que Meghan parece haber vuelto a recuperar con gran entusiasmo en esta nueva etapa que comienza junto a su esposo y su hijo Archie en Canadá. Su sonrisa y su actitud son mucho más relajadas y distendidas, sin tanta formalidad ni miedo a equivocarse, un nuevo capítulo que arranca con gran ilusión como se puede apreciar lejos de tantos focos y cámaras.