April 16, 2018 05:01 PM

Salma Hayek fue celebrada por UNICEF durante la gala UNICEF Ball realizada el sábado 14 de abril en Beverly Hills, CA. La actriz mexicana recibió el premio humanitario Danny Kaye por sus labores filantrópicas. Durante su emotivo discurso, recordó como amamantó al recién nacido de una adolescente de 15 años durante un viaje a Sierra Leona con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Según Hayek, la joven madre no podía alimentar al bebé y ella tenía leche materna pues recién terminaba de amamantar a su hija Valentina Paloma.

(Photo by Tommaso Boddi/Getty Images for UNICEF USA)

La protagonista de películas como Frida y Desperado, también le puso vacunas contra el tétanos a niños en Sierra Leona durante el mismo viaje, donde dice que un recién nacido murió en sus brazos debido a esta enfermedad. Según UNICEF, la actriz ha ayudado a eliminar el tétanos en 44 países y ha visitado centros de refugiados sirios en Líbano, apoyando programas educativos. Eso, además de ayudar a recaudar más de 700 mil dólares para las víctimas del terremoto en México en el 2017. “Se necesita muy poco para hacer cambios grandes”, dijo Hayek durante la gala.

(Photo by JB Lacroix/WireImage)

Hayek añadió que a pesar de que ha visto mucho sufrimiento en sus viajes por el mundo como filántropa, esas vivencias han marcado su vida para bien. “Trato de no llorar,” confesó. “No me gusta llorar, me gusta ser efectiva. Me gusta mantenerme enfocada para poder hacer lo más posible en el menor tiempo posible.”

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST