Si bien Salma Hayek denunció, el pasado diciembre, que fue víctima de acoso sexual por parte de Harvey Westein; ahora, abrió su corazón en el programa norteamericano de televisión Oprah y confesó que el maltrato que sufrió incluyó amenazas físicas e incluso, la muerte.

Por Carolina Amézquita Pino
Febrero 08, 2018
Anuncio

Si bien Salma Hayek denunció, el pasado diciembre, que fue víctima de acoso sexual por parte de Harvey Westein; ahora, abrió su corazón en el programa norteamericano de televisión Oprah y confesó que el maltrato que sufrió incluyó amenazas físicas e incluso, la muerte.

“Voy a romperle las rodillas”, narró Hayek que le comentó, textualmente, Westein a Julie Taymor, la directora de la cinta Frida, respecto a ella.

La actriz ha confesado que siente culpable y que “fui una cobarde” de haber guardado silencio sobre su terrible experiencia.

“Cuando salió la información sobre Harvey, me avergoncé de no haber dicho nada. Pero sentía que mi dolor era tan pequeño en comparación con todas las otras historias”, agregó. “Estaba deprimida. Estaba paranoica. Vivía con miedo. Intenté salir, pero no podía”.

La también productora dejó claro que antes de denunciar su experiencia se tomó un tiempo para palear el enojo que le aquejaba tras descubrir todos los casos de personas que sufrieron el abuso por parte de gente poderosa en Hollywood.

“No quiero que pasemos de ser víctimas a estar enojadas. No quiero que la ira sea nuestro lema o principal motivación. Eso no implica que no podamos estarlo: yo soy una mujer árabe-mexicana, bajita y furiosa, pero no permito que ese enfado nuble mi juicio. Elijo usar esa energía para ser productiva”, concluyó.

Salma Hayek había mencionado, con anterioridad, que el productor la había presionado para que hiciera una escena sexual, que no era justificable en la trama, con otra compañera actriz; mientras él presenciaba la filmación. Tiempo después, Westein negó dichos señalamientos.