El gobierno municipal compartió información muy delicada sobre los últimos minutos de vida del actor y el lugar donde murió.
Anuncio

Después de un día lleno de múltiples informaciones y varias contradicciones al respecto, finalmente el gobierno municipal de Cuautitlán Izcalli compartió un informe oficial con más detalles sobre la muerte del joven actor Octavio Ocaña.

Entre otras cosas, confirmó que el protagonista de Vecinos no murió en el acto ni tampoco en el lugar del disparo, sino que por el contrario, recibió apoyo del personal de emergencias en primeros auxilios. El mismo que le trasladó al Hospital de Lomas Verdes, Estado de México, donde fallecería poco después.

El escrito afirma que agentes atendieron el llamado de que había unas personas a bordo de una camioneta Jeep color gris que portaban un arma de fuego.

Octavio Ocaña
Octavio Ocaña
| Credit: Mezcalent

"De inmediato fue localizada a través de las cámaras del C4 marcándoles el alto a los tripulantes de la unidad quienes hicieron caso omiso, lo que propició una persecución dentro del territorio Municipal hasta llegar a la autopista Chamapa–Lechería", prosigue el informe.

Además, la información de las autoridades locales asegura que "en su intento por huir, el conductor de la camioneta particular se impactó y fue encontrado lesionado con un arma de fuego en la mano, sin embargo, aún se encontraba con vida, por lo que de inmediato se solicitó el apoyo de las unidades de emergencia de Protección Civil, quienes le brindaron los primeros auxilios y lo trasladaron al hospital de Lomas Verdes, donde momentos más tarde perdió la vida".

Octavio Ocaña
Octavio Ocaña con sus compañeros de 'Vecinos'
| Credit: IG/Octavio Ocaña

Se insiste que lo acompañaban dos personas más, supuestamente conocidas, que fueron trasladados y puestos a disposición del Ministerio Público donde se abrió la investigación.

Este documento del gobierno Municipal de Cuautitlán Izcalli contradice la información de la Fiscalía General de Justicia de México, la cual, horas antes, había confirmado que el joven "perdió la vida por un disparo de arma de fuego en la cabeza, y cuyo cuerpo fue encontrado dentro de la camioneta que conducía, misma que fue hallada en la autopista Chamapa-Lechería, a la altura de la colonia Prados Iztacala en el municipio de Atizapán de Zaragoza".

Unos hechos que han sido desmentidos por el gobierno de la localidad donde se produjeron el trágico episodio. El mismo que aseguraba que "colaborará en todo momento" con el fin de esclarecer lo ocurrido y "salvaguardar la vida de los izcallenses y todas aquellas personas que transitan por la demarcación", cierra el comunicado.

Por su parte, la Fiscalía del Estado de México negó, tal y como se ha dado a entender, que los policías que persiguieron el coche abrieran fuego y disparasen contra sus viajeros, quienes a su vez declararon tras su detención que "conocían al conductor desde hace varios años y en días recientes habían estado con él consumiendo alcohol".

La investigación sigue su curso y las pruebas periciales en desarrollo con el fin de determinar la forma en la que Octavio Ocaña murió.