La duquesa de Sussex vuelve a estar en primera plana tras hacerse pública una foto de ella con su primer amor, Luis Segura, en sus años de secundaria.

Por Teresa Aranguez
Diciembre 18, 2019
Anuncio

Dicen que el primer amor nunca se olvida. No sabemos si eso es lo que piensa y siente Meghan Markle, lo que podemos compartir es la imagen de la hoy feliz mamá con su romance de adolescencia en sus tiempos mozos. Tenía 16 primaveras y posaba así de sonriente con su chico entonces, Luis Segura.

La imagen ya navega por la red a sus anchas por sus caritas inocentes y la ternura que transmiten. Casi veinte años después, la vida de Meghan ha dado un giro de 360 grados. Vive en Inglaterra, está casada, tiene un bebé y forma parte de una de las familias reales más prestigiosas de Europa, la británica, para ser exactos.

La dulce imagen pertenece a las navidades de 1997 y transmite la inocencia de esa etapa en la que uno empieza a vivir sus primeros sentimientos. Poco después daría el salto al mundo de la actuación y se haría un hueco en Hollywood gracias a la serie Suits, con la que alcanzó la fama.

Pero su ascenso a la meca del cine se vio interrumpido por el amor. El príncipe Harry se cruzó en su camino y ella tuvo que elegir entre su profesión o su vida personal. No lo dudó, se dejó llevar por el corazón y, al igual que la reina Letizia en España renunció a ser periodista, Meghan colgó su traje de actriz para seguir a su príncipe azul.

Así llegó una boda de ensueño y un hijo precioso, Archie, que ha llenado su vida de ilusión. Desafortunadamente, no todo ha sido de color de rosa y, como ocurriría con su fallecida suegra, Lady Di, se ha convertido en el punto de mira de la prensa sensacionalista de su país. Hasta tal punto que William ha interpuesto una demanda por acoso a su esposa al periódico The Mail on Sunday.

Una vida de aventuras y altibajos que Meghan nunca hubiera vivido ni en la mejor de las películas.