Ya se van sabiendo más datos acerca de una de las futuras bodas que más repercusión mundial tendrán en este 2020: la de la hija del príncipe Andrés, Beatriz de York y su prometido, el apuesto Edo Mapelli. Tenemos todos los detalles.

Por Nuria Domenech
Febrero 10, 2020
Anuncio

Avanzan los preparativos para la que será una de las bodas más sonadas del año para la realeza europea: la princesa Beatriz de York se casa con el empresario Edo Mapelli el próximo 29 de mayo en Londres.

La boda se celebrará en la Capilla Real del Palacio de Saint James en Westminster, el mismo lugar donde la princesa recibió su bautizo hace ahora 32 años con apenas dos meses.

Sorprendió la noticia, después de los escándalos en los que está envuelto su padre el príncipe Andrés, de que la abuela de la novia, la reina Isabel II, tuviera el gran gesto con su nieta de cederle el palacio de Buckingham para su recepción.

Si bien al comienzo se cree que la intención de los novios era celebrar el enlace en Italia, parece ser que la imposibilidad de viajar en avión de la reina Isabel terminó por hacer que los novios eligieran Londres para darse el sí quiero. Quizá por eso la reina está extremadamente cariñosa con ellos y decidió regalarles esta boda de ensueño.

Ya trascendió lo que los novios quieren como regalo. Esto fue lo que les pidieron a sus invitados: que donen a dos organizaciones de caridad, Big Change y Cricket Brings Hope, con las que Beatriz de York colabora desde hace tiempo.

“¡Tenemos grandes noticias! ¡Es un gran honor que la la princesa Beatriz y Edoardo Mapelli Mozzi hayan pedido a sus invitados que se interesen en nuestra labor!” decía el instagram de Big Change, además de desearles a la pareja un feliz futuro.

Después de un año muy difícil para las hijas del príncipe Andrés y Sarah Ferguson, parece que el nuevo año no pinta tan mal como parecía augurar el fin de 2019. Todavía queda mucho por resolver en el difícil y peliagudo caso de Epstein, cuya cercana amistad con el príncipe Andrés le costó el cargo público al papá de las princesas Beatriz y Eugenia.

Tras el megxit, la familia real británica va recuperando poco a poco la normalidad.