Rosie Rivera platicó con PEOPLE EN ESPAÑOL y aseguró que...

Anuncio

Rosie Rivera duda firmemente que su violador José Trinidad Marín sea liberado como se ha rumorado. La estrella de telerrealidad aseguró a PEOPLE EN ESPAÑOL que el sistema de justicia de California no ha notificado a la familia de una posible apelación por parte de la ex pareja de su hermana Jenni Rivera, tal como lo hiciera unos años atrás y que todo esto se trata simplemente de un ardid publicitario donde el morbo vende más que la realidad.

“Lo dudo (que salga). La corte nos tiene que decir a nosotros por ley cuando están pensando en dejar ir a un pedófilo, tienen que decirle a las víctimas”, dijo Rosie. “Cuando Trino apeló en octubre del 2012, nos dijeron primero a nosotros, nos mandaron cartas mucho antes de que Trino viera a un juez. Nos dijeron a nosotras, ¿que creen? Escríbanos. ¿Ustedes creen que él pueda ser rehabilitado? Fuimos incluso a la corte el 26 de junio, el cumpleaños de Chiquis del 2013, ahí estábamos en la corte dando nuestra opinión o por le menos viendo que es lo que iba a suceder, lo que decía el juez. Ese es el proceso. Por eso creo que en verdad se le ocurrió a un reportero, a alguien decirlo [que va a salir] porque nadie ha hablado con Trino, ningún reportero, él no acepta entrevistas. Lo sé porque Jacqie habla con él y él dice: ‘no yo no quiero hablar con reporteros, no tengo nada que ver con el medio'. ¿Cómo va a saber un reportero antes que nosotros? Son esas notas que creo que salen porque no hay de otra cosa de qué hablar porque el morbo tal vez vende más que lo verdadero”.

rosieriverabillboard2017-5.jpg

No obstante, Rosie reveló que Jacquie Rivera — la única persona de la familia Rivera que tiene contacto con Marín — le había pedido ayudarlo, un tema que la familia ya había hablado platicado y aseguró que no les molestaría que éste pudiera restaurar su relación con los hijos de la fallecida cantante y formar parte físicamente de la vida de su hija adolescente de otra relación.

“Ya lo habíamos hablado Jacqie y yo, no es como si no lo hubiéramos pensado. Jacqie cuando empezó a visitar a su papá hace un año o un poco más, que ella vio un cambio en él dijo: ‘tía, ¿no podemos hacer algo para que él salga? Y yo dije: ‘hija si yo pudiera lo hiciera'. Yo no necesito que él esté ahí [en la cárcel]. Ya lo hablé con los niños, ya lo habíamos hablado y a nadie le molesta, nadie estaría herido, nadie sentiría que Dios falló o que el sistema de justicia falló. Solamente realmente quisiera estar con certeza si acaso es posible, que él no vaya a tocar a otra niña, es lo único. No sé si está desde [que está] en la cárcel, [puede cambiar] una persona, es posible todos cambiamos, hay rehabilitación para todos. Todos tenemos una segunda, tercera, décima oportunidad de cambiar y ojalá que él sí [haya cambiado]. Es lo único que me preocupa. Si puede tener una relación con Chiquis, con Mikey como tiene con Jacqie y pueda estar con su otra hija que ya es señorita, eso sería maravilloso. No se pierde toda la vida de ella. Que salga si es lo que el juez [decide]. Ni los hijos de Jenni ni yo estamos enojados ni preocupados de ninguna forma, pero en verdad creo [que] es uno de los chismes que salió que no se va a ser”.