Para Rocío Sánchez Azuara lidiar con la muerte de su hija es algo complicado. La conductora hace fuertes confesiones sobre su duelo a varios meses de la partida de su primogénita.

Anuncio

Tras cuatro meses de la muerte de su hija Daniela, Rocío Sánchez Azuara trata de seguir adelante y revela cómo ha sido este tiempo de duelo ante tan terrible pérdida en su vida; además, da a conocer qué hace para sobrellevar la ausencia de su primogénita.

daniela-santiago-sanchez.png

“Muy difíciles, muy complicados. Estoy trabajando mucho para rendirle homenaje, el que ella [Daniela] se merece; pero es algo que voy a tener en el corazón siempre, yo lo sé”, confesó Sánchez Azuara al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “Hay subidas y bajadas; hay días que tengo mejor ánimo, hay días que no, entonces, es complicado pero estoy aprendiendo a vivir con el dolor, esa es la verdad”.

La conductora reveló la promesa que le hizo a la joven antes de su muerte; aunque asegura que ninguna de las dos pensaba que pudiera perder la vida porque se habían dado las condiciones para una posible recuperación, la cual no ocurrió.

Rocío Sánchez Azuara, Cosas de la vida

“Que no llorara [prometió la presentadora a Daniela]; que tratara de no llorar porque pronto nos íbamos encontrar y ella iba a estar mejor, que a donde quiera que se fuera iba a estar mejor”, reveló. “Muy consciente de que esto podía ocurrir. No es algo que esperábamos, si nos vino de golpe porque estábamos en otro punto de dar un paso [para su recuperación] y de pronto se desplomó todo. Lo hablamos y la mínima posibilidad que teníamos, según nosotros, de que sucediera [su fallecimiento], sucedió”.

Rocío Sánchez Azuara dejó claro que Carlos Lara, padre biológico de su hija, no tuvo un acercamiento ni durante el fallecimiento de la pequeña.