El cantante y su esposo Jwan Josef aprovecharon esta oportunidad para festejar la igualdad y el amor en todos sus colores y formas.

Por Teresa Aranguez
Junio 27, 2020
Anuncio

El amor y la igualdad siempre es motivo para celebrar. Este fin de semana el colectivo LGTB es el gran protagonista y, con orgullo, nunca mejor dicho, el mundo celebra este día a través de actos oficiales y gestos personales con el fin de promover el respeto y la unión en todas sus formas.

De los primeros en publicar una foto que lo resume todo ha sido Jwan Yosef, el esposo de Ricky Martin. El artista ha compartido un beso con mascarilla con su amado marido para dar el pistoletazo de salida a este festejo.

"Feliz orgullo pandémico en todos lados", escribió con sentido del humor el también feliz papá. Una imagen que Ricky mostró en su perfil de Instagram inmediatamente después.

A esta fiesta del amor y la igualdad se sumó la cantante Joy quien con una imagen de su bebita compartió un mensaje cargado de sentimiento y esperanza para el mundo.

"Tu existencia es fruto de resistencia y resiliencia de quienes iniciaron esta lucha por nosotros. Eres fruto de amor puro y puro amor y esperanza para tantos. Eres el motor de lucha para mami y para mi por muchos otros", arrancó su emotivo escrito.

A esta hermosa causa se sumó otra abanderada de la libertad, Paulina Rubio, quien con una bandera de colores y una serie de looks en todas las tonalidades quiso decir presente en esta fiesta mundial. "Celebremos la libertad, el orgullo y la diversidad", anotó en su perfil de Instagram.

Artistas y presentadores varios de Univision también alzaron su voz para apoyar a la comunidad LBTB y lograr que más pronto que tarde lo único que celebremos sea una única bandera, la del amor, sin distinción ni orientación. Ana Bárbara, Ninel Conde, Clarissa Molina, Chiquis Rivera o Becky G compartieron palabras de respeto y armonía en este video tan significativo.

Famosos y anónimos de todos los rincones del mundo han estado publicando mensajes e imágenes que rinden homenaje al lenguaje que todos hablamos y sentimos sin distinción, el del corazón.