El cantante puertorriqueño confesó que lo tiene todo listo para ampliar de nuevo la familia.

Por Isis Sauceda
Noviembre 19, 2020
Anuncio

Ser padre de cuatro retoños parece no ser reto suficiente para Ricky Martin, quien no ha descartado darles más hermanos a los gemelos Matteo y Valentino, de 12 años; Lucía, de 2, y Renn, de 1.

El intérprete confesó que aún tiene algunos embriones guardados por si deciden agregar un miembro — o dos — más a la familia que ha formado con Jwan Yosef

“Alguna gente cree que estoy loco, pero me encantan las familias grandes, y tengo un par de embriones esperándome”, reveló el cantante de 48 años al programa Entertainment Tonight. “Jwan se está volviendo loco en este momento, pero está bien… ¡No se lo digan!”.

Ricky confesó que las cosas en casa están un poco locas con los gemelos convirtiéndose en todos unos adolescentes, pero no es nada con lo que el orgulloso padre no pueda lidiar.

“La preadolescencia está aquí y se está poniendo de locura”, dijo. “Encima de eso, estamos lidiando con el confinamiento y [los gemelos están como] ‘¡Grrrr….quítate de mi camino! Este es mi cuarto no el tuyo, bla bla bla'. Y sabes, todo es parte de eso [la adolescencia]. Pero estos dos son unos niños muy cool”.

El cantante aseguró que los gemelos son unos tremendos estudiantes y que han tomado muy en serio su papel de hermanos mayores.

“Van muy bien en la escuela considerando por lo que estamos pasando, y tienen una hermosa hermanita y hermanito y juegan su papel de hermanos mayores protectores, así que es muy hermoso [verlos]”, comentó.

Credit: Neilson Barnard/Getty Images for LACMA

El puertorriqueño expresó estar más que orgulloso de la familia que ha formado y recalcó que Lucía es la reina de la casa.

“No es su casa [de los varones], es la casa de la niña. Es la casa de Lucía. Ella manda”, aseguró. “No truena los dedos aún, pero en sus ojos puedes ver el ‘no’, y solo tiene 2 años”.

Además de agrandar la familia a través de sus embriones, el intérprete tampoco descarta la posibilidad de adoptar. En agosto, Ricky confesó a la revista Out que con Yosef lo han considerado.

“Por muchos años soñé en convertirme en papá, y muchas, muchas, muchas veces pasé por este proceso de tristeza [de pensar] ‘soy gay, soy un hombre gay de clóset, y no podré ser papá’”, expresó. “Obviamente la adopción es una opción y es hermosa, pero desafortunadamente para hombres gays es muy difícil adoptar en algunos países…..Hay momentos en que quiero 10 [hijos] más y luego están esas mañanas en que todo mundo está llorando y digo, ‘ok, quizá estamos bien con 6 [personas en la familia]”.

Lo que sí desea en un futuro, apuntó, es una casa llena de nietos todos los domingos.