LIVE

El pleito que se inició en una discoteca de Miami tendrá su cierre en un combate profesional. “Ya yo le gané”, aseguró en exclusiva el cantante sobre su debut en el ring.

Por Leonela Taveras
Abril 07, 2021
Anuncio

La pelea en una discoteca de la ciudad de Miami que se hizo viral hace más de un mes terminará pronto en un combate oficial en el ring entre el boxeador Joe Fournier y el cantante de música urbana Reykon.

Así se dio a conocer a través de un comunicado de los organizadores del evento, en el que se informa que el peleador británico y el reguetonero colombiano chocarán sus puños el próximo 17 de abril en el estadio Mercedes-Benz de Atlanta, Georgia.

"Eres un hombre realmente valiente, pero también muy estúpido. El 17 de abril realmente vas a entender por qué pelear conmigo en un bar fue una decisión tan buena como esos estúpidos tatuajes que te hacen parecer duro", dijo Fournier en un comunicado. "¡De todos modos, no parpadees! Me sorprendería que puedas aguantar mi poder durante más de un minuto".

El artista dijo en exclusiva a People en Español que decidió aceptar el reto de subirse al ring por primera vez para dar ejemplo a su fanaticada y mostrarles que no hay que tener miedo a lo desconocido.

Joe Fournier y Reykon
Joe Fournier y Reykon
| Credit: Ethan Miller/Getty Images

"Ya yo le gané, yo entré a su mundo", sostuvo. "El boxeo no es mi profesión, pero me atreví a hacerlo. Con esta pelea quiero decirles a mis fans de que se atrevan a salirse de su zona de confort. No los estoy incitando a pelear, pero sí a que exploren nuevos territorios".

Además de este combate, en el evento enfrentarán además otros nombres importantes del deporte y la cultura popular: Regis Prograis contra Ivan Redkach, Frank Mir contra Antonio Tarver y Jake Paul contra Ben Askren.

Fue en febrero de este año que salió a la luz un video en el que se ve el intérprete de "Señorita" disfrutando de una fiesta en la discoteca Kiki on the River en compañía de otras personas cuando los ánimos se caldearon e intentó irse a los golpes con el boxeador, algo que la intervención del comunicador y comediante venezolano Marko evitó.