Aparecen nuevos e impactantes datos referentes al caso de la muerte de la actriz de Glee. Tenemos los detalles.

Por Nuria Domenech
Septiembre 11, 2020
Anuncio

Además de la triste pérdida esta semana del actor mexicano Xavier Ortiz, la muerte de otra persona del mundo del entretenimiento acaparó este año muchos titulares: Naya Rivera, actriz de Glee, moría ahogada en un popular lago recreativo en California, mientras su hijo fue encontrado dormido a bordo del bote que su mamá había rentado.

Xavier Collin/Image Press Agency/Sipa USA

El cuerpo de la joven tardó varios días en aparecer, lo que aumentó la angustia de sus fans y los seres queridos de la actriz, quienes guardaban alguna esperanza de encontrarla con vida hasta el último momento.

IG Naya Rivera

Hoy vio la luz un último reporte toxicológico que ha dividido a la opinión pública. Efectivamente, al parecer Naya Rivera tenía restos de alcohol y algunos medicamentos en su sangre, algo con lo que se especuló en un primer momento pero nunca se confirmó.

Según reportó ABC News, los resultados de los últimos exámenes confirman que había en su sistema una mezcla baja de anfetaminas, estimulante que no recomiendan tomar con alcohol, así como diazepam, que trata la ansiedad. También cafeína, fentermina (una medicina similar a las anfetaminas que suele utilizarse para perder peso porque suprime el apetito), y un índice de .016% de alcohol en la sangre.

Jeffrey Mayer/WireImage

Los detectives del caso encontraron tres latas de 12 onzas de White Claw, una bebida refrescante con bajo nivel de alcohol, en el bote de Rivera. Una estaba vacía, a otra le faltaba un cuarto y la tercera estaba cerrada. El resto del paquete de doce envases fue encontrado dentro de su auto.

También apareció dentro de su bolsa, en la barquita donde apareció solo el pequeño Josye de cuatro años, jeringas con una sustancia rosa todavía sin identificar y una receta para comprar anfetaminas.

Instagram/Naya River

El nene contó a las autoridades que había estado nadando con su mamá, que ella misma le subió de vuelta a cubierta y que no había regresado. No saben cuánto tiempo estuvo dormido y los policías confesaron que interrogar a un niño de cuatro años no era tarea fácil.

IG Naya Rivera / Ryan Dorsey

La mamá de la actriz contó a la policía que su hija padecía de vértigo, algo que empeoraba cuando estaba en el agua. Hoy dicen que Naya Rivera estiró un brazo al aire y pidió socorro antes de hundirse para siempre en las oscuras del lago Piru.