Los duques de Sussex vuelven a ser noticia por las prohibiciones que han establecido sus vecinos de alrededor.

By Teresa Aranguez
July 27, 2019 03:42 PM

Después de su renovación, la nueva casa de Meghan Markle y el príncipe Harry, Frogmore Cottage, ya es el hogar con el siempre soñaron. Para quien a lo mejor no es un sueño tenerles cerca es a los vecinos, quienes según apunta la prensa inglesa tendrán que cumplir una serie de requisitos.

Tras su llegada al vecindario los nuevos inquilinos y resto de personas de la zona tuvieron una reunión donde parece se pusieron encima de la mesa una serie de normas que se tenían que cumplir.

¿Qué fue lo que podrían haber exigido los duques de Sussex? Pues una lista de prohibiciones que han caído como un jarro de agua fría a los habitantes del lugar.

Handout/Chris Jackson/Invictus Games Foundation via Getty Images

Entre otras cosas han exigido que no se acaricie a sus perros, que se eviten los saludos a los duques y mucho menos que se les pregunte por el pequeño Archie.

Duques de Sussex/Instagram

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

¿Y quiénes son sus vecinos? En realidad la gente que vive cerca es familiar con estas normas pues son funcionarios, trabajadores y empleados de la corona. Por lo tanto, no debería haber mayor problema.

La última norma, una de las clave que según The Sun y el Daily Mail está en el top de las reglas es que nadie puede echarles las cartas en su buzón.

Una vez más estos royals nos dejan sin palabras.

Advertisement