Tras sufrir contagio de SARS-CoV-2, Rebecca de Alba tuvo que ser trasladada al hospital para monitorear su estado. 

Anuncio

La semana pasada se dio a conocer que diversos miembros del equipo que trabajan en el reality Master Chef Celebrity habían sido contagiados de SARS-CoV-2. Una de las afectadas fue Rebecca de Alba, quien funge como conductora de la emisión. En un inicio, parecía que la recuperación de la periodista y modelo mexicana iba desarrollándose con normalidad; sin embargo, el pasado miércoles, se informó que la comunicadora fue hospitalizada por complicaciones con el COVID-19. "El viernes en la noche ella se sintió mal, el fin de semana un médico estuvo para revisarla y se decidió que se hospitalizara para que la monitorearan, porque ella vive sola", informó el programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). 

También se descartó que la exreina de belleza se encontrara grave de salud, tal como se ha rumorado. Por el contrario, se asegura que solo es "una cuestión de prevención", debido a que presenta solamente síntomas leves.

"Ha estado bajo tratamiento preventivo. Está bien, está estable, se está recuperando, tiene un poquito de tos, pero ese es el reporte oficial de cómo está", agregó la jefa de información Rosario Murrieta. "No está intubada; por ahí había corrido la versión, pero no está intubada, está bien, está recuperándose".

Quizá en los próximos días sea la propia Rebecca de Alba quien hable sobre su condición física. Cabe recordar que otra de las personas contagiadas fue Paty Navidad, quien ha sido una fuerte detractora de la pandemia y participa en Master Chef Celebrity como una de las competidoras. Hasta el momento, la actriz continúa fiel con su postura y asegura que se encuentra en perfecto estado de salud; sin embargo, su cuenta en Instagram fue nuevamente cerrada por difundir mensajes conspiracionistas.