En la segunda entrega de Red table talk, la cantante y Emily comparten uno de los episodios más duros que vivió la familia e hizo tambalear su relación como madre e hija.

Por Teresa Aranguez
Octubre 15, 2020
Anuncio

Si alguien se creía que había visto el plato fuerte en las sesiones de Red table talk de la familia Estefan, estaban muy pero que muy equivocados. Después del episodio de Lili compartiendo lo duro que fue su divorcio, le toca el turno a Emily y Gloria con un capítulo donde ambas se han dejado el alma y el corazón.

Madre, hija y sobrina hablaron sin tapujos del día en que la joven de la casa dio a conocer su orientación sexual. Un momento que lejos de ser tranquilo y reconfortante, para Emily fue de todo menos agradable. La también cantante esperaba una mayor comprensión por parte de su madre pero parece que no fue lo que ella esperaba.

"Le dije: 'mira, estoy con esta chica' y lo primero que me dijo fue 'si se lo dices a tu abuela y se muere será culpa tuya... Ahí empezó mi dolor, nunca lo voy a olvidar'", recordó Emily con la voz entrecortada y los ojos llorosos. Y todo bajo la atenta mirada de la matriarca de la familia que tampoco pudo ocultar el dolor de ver a su hija así.

No es, ni mucho menos, que Gloria no entendiese por lo que estaba pasando su hija, simplemente tenía miedo de la reacción que esa noticia pudiera tener en su madre, una mujer maravillosa pero muy conservadora que, además de todo, tenía una salud muy frágil.

Cualquier sobresalto podría causarle tal impacto que incluso temían por su vida. "Simplemente estaba protegiendo a mi madre de cualquier disgusto que pudiera afectar a su salud y también a Emily por lo que esa situación podría afectar la relación con su abuela", explica Gloria muy sincera, aceptando que años atrás ella misma tuvo una etapa en la que la relación con su madre fue casi nula debido a su carácter controlador.

Gloria solo pedía que se le dijera poco a poco, no de golpe, nada más. Pero esa reacción para Emily fue brutal hasta tal punto que a día de hoy sigue arrancándole las lágrimas. "Entiendo que quisieran proteger a la abuela pero yo les necesitaba", expresó sin pelos en la lengua.

La ganadora de todos los premios habidos y por haber de la música dejó bien claro que su reacción no vino de saber que era gay. Todo lo contrario, ella misma fue la primera persona en preguntarle si era homosexual un día mientras conversaban entre madre e hija. La joven se lo negó categóricamente pues en ese momento todavía estaba en pleno descubrimiento de lo que le atraía y lo que no.

Mientras todos le veían como la niña perfecta con las ideas más claras que nadie y una fortaleza de aquí al cielo, Emily asegura que ella "se estaba rompiendo en pedazos. Me daba igual que los demás se enterasen que era gay, estaba preocupada por mi familia", expresó una vez más.

Todo eso y mucho más es tan solo un aperitivo de lo que pueden encontrar en la segunda parte de esta mesa roja que, sin lugar a dudas, no decepcionará a nadie. Gracias nuevamente a sus componentes por hablar sin filtros y con el corazón en la mano.