El periodista disfruta de un más que merecido descanso junto a su mujer en una de la zonas más exclusivas de República Dominica y en una casa de cuento de hadas.

Por Teresa Aranguez
Septiembre 04, 2020
Anuncio

Después de unos meses bastante moviditos, Raúl de Molina se merecía un descanso por todo lo alto. Así que él y su esposa Millie planificaron unos días para salir de Miami y desconectar de todo. Serán unas vacaciones cortas pero intensas en un lugar absolutamente paradisíaco y creado para recargar energías.

Desde una de las zonas más exclusivas de República Dominicana, La Romana, el presentador de El gordo y la flaca compartió cómo es el nidito de amor en el que se encuentra con su mujer este fin de semana. Una mansión a todo dar perteneciente a unos amigos donde no falta detalle alguno.

"Llegamos a unas cortas vacaciones cerca de casa y a un país que siempre te da la bienvenida con los brazos abiertos, República Dominicana. Bella esta casa de unos amigos que rentamos", escribió en sus redes.

Desde la piscina brindaron con sus seguidores para arrancar unas románticas vacaciones en pareja. Las sonrisas de felicidad traspasaban las fotos y es que ya era necesario salir y cambiar de aires.

La parejita nos mostró las diferentes estancias del lugar, decoradas con mucho arte y un estilo muy original, y también nos hizo partícipes de los deliciosos menú que saborean estos días, muy saludables, por cierto.

Unas vacaciones como Dios manda de las que seguro volverán como nuevos a Miami. ¡Disfruten mucho parejita!