October 19, 2018 09:46 PM

Raúl de Molina es muy transparente con sus seguidores. El presentador cubano de El gordo y la flaca (Univision) ha compartido su batalla contra el sobrepeso y otros retos que ha enfrentado. Con tal de sentirse bien y mejorar su físico, De Molina no le teme al bisturí y se ha realizado varias cirugías. La página digital del programa detalla algunos de los retoques que se ha hecho el también fotógrafo.

En junio del 2015, se operó para retirarse un poco de grasa de los párpados. Se puso en manos de la cirujana Wendy Lee del Bascom Palmer Eye Institute de la Universidad de Miami para este procedimiento. La delicada operación duró más de una hora y estuvo bajo anestesia local. Su recuperación requirió ponerse hielo y parches de gel debajo de los ojos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Santiago Felipe/Getty Images

También confiesa que se ha injertado cabello en la cabeza y compartió cómo fue el procedimiento de ocho horas. En el show, el cubano ha bromeado varias veces que quiere “operarse la papada”.

En febrero del 2018, el presentador reveló que había internado en un centro de rehabilitación con el objetivo de bajar de peso. “Diciembre 31, los que me vieron les dije que iba a perder 40 libras. Me lo metí en la cabeza y dije ‘oye, ya es el momento de hacerlo’. Peso de todas formas casi 70 libras menos de cuando comenzó el programa El gordo y la flaca hace 20 años, pero hablé con mi esposa y le dije ‘no, Mili, yo tengo que hacer esto y hacerlo bien’. Me fui de la casa ayer y me metí en un lugar donde voy a estar internado por tres semanas. Voy a estar allí y me van a cambiar la vida de cómo yo comer, lo que yo tengo que hacer, ejercicio… Voy a aprender”, explicó.

El estricto plan de comidas y ejercicios al que se enfrentó dio sus frutos. El presentador concluyó su retiro con casi 25 libras menos. Definitivamente siempre está buscando la superación personal y comparte el proceso con su público.

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST