El presentador de El gordo y la flaca (Univision) tomó nuevamente la decisión de internarse durante un mes un centro especializado para deshacerse de las libras de más que ha ganado en los últimos meses.

By Moisés González
January 23, 2019 07:42 AM

El año pasado justo por estas fechas Raúl de Molina tomaba la importante decisión de internarse en una clínica especializada en Miami con el objetivo de bajar de peso y mejorar su salud. Lo consiguió. Tras tres semanas sometido a un estricto régimen alimenticio y realizando un rígido plan de ejercicios el carismático conductor cubano logró deshacerse aproximadamente de 25 libras, lo que hizo que indudablemente mejorara su calidad de vida. El resultado de su esfuerzo, sin embargo, le duró apenas unos meses ya que a finales de 2018 el veterano rostro de Univision subía nuevamente de peso, volviendo a su estado habitual y rozando las 316 libras.

"Yo me había mantenido entre 285 y 290 libras, [pero] en el mes de septiembre, octubre, noviembre y diciembre nunca hemos viajado más en El gordo y la flaca que este pasado año. Cuando estoy viajando no puedo hacer ejercicio tanto, subí a 316 libras. Y estuve comiendo… Ahora cuando estuve en Nueva York también comí muchísimo", explicó el presentador el pasado martes durante el programa El gordo y la flaca (Univision).

Para revertir de nuevo esta situación y tener una mejor calidad de vida, Raúl decidió internarse esta semana nuevamente en el citado centro de 'rehabilitación', esta vez durante un mes.

"El pasado domingo comenzó a cambiar mi vida y me interné en Pritikin Wellness en Miami […] y estaré bajo su régimen y viviendo allí por un mes. Espero perder unas 25 libras. Las comidas son deliciosas y sin ninguna sal", contó de Molina a través de sus redes sociales.

Más que por bajar de peso o lucir mejor físicamente, que también, Raúl aseguró que lo hace para estar mejor de salud ya que es consciente de que los kilos de más no le traen ningún beneficio. Todo lo contrario.

"Y esto por lo que lo hago es para estar mejor de salud", subrayó.

"Déjame ver si me va bien o no, pero lo voy a tratar y ustedes lo van a ver aquí [en El gordo y la flaca]. Si puedo lo hago, sino no, pero voy a tratar lo mejor [posible] y nunca, nunca en la vida me voy a salir de esa dieta en un mes", prometió.

Como ocurrió el año pasado, de Molina seguirá conduciendo el veterano show de Univision mientras se encuentre internado en la clínica ya que el centro le da permiso para ausentarse las horas necesarias para poder cumplir con su trabajo en El gordo y la flaca.

¡Mucho ánimo Raúl! ¡Tú puedes!

Advertisement