El presentador compartió con su público de El gordo y la flaca el incidente que vivió en las inmediaciones de Univision y en el que fueron testigos Jorge Ramos e Ilia Calderón.
Anuncio

Todavía con los nervios a flor de piel, Raúl de Molina compartió con su público de El gordo y la flaca el susto que vivió en el aparcamiento de Univision donde provocó un choque con otro carro.

El conductor cubano contó a su compañera de programa Lili Estefan cómo fue ese episodio del que fueron testigos sus colegas de cadena, Jorge Ramos e Ilia Calderón.

Un hecho que, afortunadamente, pudo controlarse y no llegó a mayores pero que dejó al presentador con mal sabor de boca. "No he chocado en 30 años", reconoció con seriedad ante lo sucedido.

El cubano llegaba como cada día a las inmediaciones de la cadena para presentar el show de la sobremesa cuando, sin darse cuenta, chocó con uno de los coches del aparcamiento. El golpe tuvo como consecuencia en el otro un arañazo que no fue precisamente pequeño.

"Me doy cuenta de que el carro de al lado mío, sin yo darme cuente, le he hecho un rayón de un lado a otro", explicó con tranquilidad y hasta sentido del humor. Con todos los kilómetros que tiene a sus espaldas en Miami y de sus múltiples viajes, nunca le había pasado algo así.

Raul de Molina
Credit: (John Parra/WireImage)

Lo más fuerte de esta historia que es que la persona cuyo carro fue afectado no era otra que la productora del Noticiero Univision quien, según Raúl le dijo que le dañó su carro y empezó "a gritar a todo el mundo en el parqueo.. 'Jorge, mira lo que Raúl me hizo', Jorge Ramos pasando... 'Ilia, mira lo que Raúl me hizo', Ilia Calderón estaba llegando en ese momento.... Se lo empieza a decir a todo el mundo....", prosiguió sin perder la gracia.

Al final todo quedó en casa y las cosas no llegaron a mayores. Lo importante es que todos están perfectos e hicieron de este momento algo anecdótico.