El actor y presentador mexicano asegura estar en el mejor momento de su vida.
Anuncio

A sus 57 años de edad, el actor y presentador Raúl Araiza confiesa estar viviendo uno de los mejores momentos de su vida. A nivel profesional, este año regresó a la pantalla chica tras varios años de ausencia en la telenovela La Desalmada, con un personaje que cautivó los corazones de los amantes de los melodramas. Pero a nivel personal, el llamado Negro Araiza, no podría estar más feliz con una estable relación al lado de Margarita Vega.

Aunque su nuevo romance ha causado críticas y controversia por la premura de su anuncio —a tan solo tres meses de finalizar su noviazgo con la psicóloga María Amelia Aguilar— y la diferencia de edades entre la pareja, el presentador hace caso omiso a los señalamientos y celebra que su novia, 20 años menor que él, le haya devuelto la juventud.

Así es, Araiza atribuye su nuevo tónico y acercamiento hacia las circunstancias de la vida, a su joven novia.

"¡Ahí está el 'colágeno' mi hermano, ese es el secreto! A ella ya la tengo toda chupadita", expresó entre risas a la prensa mexicana. "La verdad es que Mara [como la llama de cariño], ha sido una relación en el mejor momento de mi vida. Estoy disfrutando mucho mi vida, sí se me nota, porque mucha gente me lo dice. Yo no me doy cuenta porqué se me nota contento, no es que haya estado infeliz, pero bueno, hay momentos".

Para verse más joven físicamente, el actor confesó que ha recurrido a algunos trucos de belleza que le han permitido estar a la altura.

"Me trato de cuidar la alimentación, y de esto [la belleza], me he puesto el suero… Sí me he puesto Botox dos veces, pero no me agarra", comentó durante la apertura de un salón de belleza en México. "'La belleza duele', dicen".

Pero la belleza más importante, es la interior y esa, aparentemente, continúa engrandeciéndose gracias a su amada 'Mara'.

"Margarita es algo que de verdad yo venía buscando", reveló al diario Reforma el mes pasado. "Es una mujer divertida y como buena colombiana, todo es baile, alegría… Es intensa y pasional, sobre todo en su carrera, también en la relación, pero necesitaba una pareja así. Por fin encontré a alguien que saca lo mejor de mí".

¡Que viva el amor!