La presentadora cubana Rashel Díaz lloró al ver su video de despedida en Un nuevo día, recordando los gratos momentos que pasó en el programa matutino. ¡Míralo aquí!

Anuncio

Rashel Díaz admite que lloró al ver su video de despedida en Un nuevo día (Telemundo). "Qué bello segmento de despedida me dedicaron hoy en mi casa de siempre Un nuevo día", escribió la presentadora cubana en Instagram tras quedar fuera del programa y de la cadena Telemundo.

Rashel Diaz
Credit: (Alexander Tamargo/Getty Images)

"Obvio me reí, pero también lloré porque no nos damos cuenta de cuánto hemos hecho hasta ver todas esas imágenes", añadió Díaz. "Me voy muy satisfecha porque sé que cada oportunidad que me dieron entregué lo mejor de mí y al ver todas las muestras de cariño que he recibido desde ayer, definitivamente me doy cuenta de que sintieron el amor que les entregué y el respeto que siento por mi profesión".

La también empresaria, motivadora y escritora del blog Vida Rashel agradeció a sus cómplices en el set Adamari López, Chiquibaby, Chef James y Francisco Cáceres. "Gracias a cada uno de mis compañeros por sus palabras de hoy y por siempre apoyarme en cada paso que di durante estos años", expresó Díaz.

También compartió en Instagram un corto video que grabó en casa, en el que invita a sus seguidores a un Instagram Live en la tarde de hoy jueves a las 6:30 p. m. para contestar sus preguntas. "Los quiero mucho y agradezco cada mensaje que me han dejado, y su apoyo incondicional", aseguró.

"Mi gente, llegó el momento de decir hasta pronto. Voy a tratar de hacerlo lo mejor posible", dijo visiblemente conmovida. "Definitivamente aunque uno sabe en esta profesión y en cualquiera que el momento de decir adiós va a llegar, uno nunca está listo. Hay que aceptarlo, es la realidad y yo no les voy a mentir. Quiero decirle gracias a Telemundo por la oportunidad de crecer durante estos doce años, por las grandes oportunidades que ustedes me dieron: las alfombras, Miss Universo, tantas entrevistas que hice en Un nuevo día. ¿Se imaginan en doce años cuántas imágenes, fotos, experiencias me llevo en mi corazón? Jamás las voy a olvidar". También confesó: "Yo ya sentía que ese final venía. Sin embargo, también Dios me ha mostrado que es una puerta inmensa que se me abre para cumplir todos esos sueños que en algún momento dejé guardados para ahora sacarlos a la luz".