Desde Capri y con un posado en bikini junto a su esposo Carlos, la conductora y empresaria cubana ha dejado ver sus abdominales de acero.
Anuncio

Este viernes, el esposo de Rashel Díaz, Carlos García, la sorprendía con el regalo de cumpleaños de su vida. Un viaje a Capri, entre otras cosas, que la hacía romper en llanto pero de pura felicidad.

Desde la isla, la parejita ha celebrado por todo lo alto este día tan especial en el que la cubana cumple 49 años. Románticos paseos por la isla, baños en sus cálidas playas y una vuelta en un yate de lujo son tan solo algunas de las cosas que han hecho en apenas dos días.

Este tres de julio es el día de Rashel, quien se ha mostrado más que feliz con la sorpresa de su amado y esta estancia de ensueño en el paraíso que siempre soñó. Desde allí es precisamente que ha dejado a sus seguidores boquiabiertos.

En plena sesión de sol y mar, la empresaria se dejó ver en un bikinazo de infarto que demuestra el cambio físico que ha experimentado su cuerpo desde que el deporte forma parte de su vida diaria en diferentes disciplinas.

Rashel Díaz
Rashel Díaz
| Credit: Rashel Díaz/Facebook

Junto a su pareja en altamar, Rashel presumió piernas y abdominales de acero y una figura mucho más en forma que hace unos años atrás. Todo ello resultado de la disciplina y los hábitos saludables que ha incorporado aún más si cabe en su vida.

Rashel Díaz
Rashel Díaz y su esposo Carlos en Capri
| Credit: IG/Rashel Díaz

A través de sus historias de Instagram y junto a su marido, también en plena forma, sorprendía a todos con este cambio que no ha sido de la noche a la mañana, sino progresivo.

El ejercicio siempre ha sido uno de los grandes aliados de Rashel, pero en los últimos meses sus entrenamientos han sido más fuertes, y el resultado salta a la vista. El fin de semana previo a su cumpleaños, ella y toda su familia pasaron el día en el mar a bordo de un barco en Miami donde también dejó ver su figura esculpida y marcando músculo.

A sus recién cumplidas 49 primaveras, la feliz mamá de dos, se ve más plena, joven y saludable que nunca. La celebración no ha terminado todavía y su esposo sigue sorprendiéndola con presentes y momentos en Europa que serán un recuerdo inolvidable. ¡Felicidades en tu día!