El campeón del tenis ha decidido dar el gran paso con su novia por 14 años: María Francisca Perelló, a quien conoció prácticamente desde que eran niños.

By Mayra Mangal
January 30, 2019 03:16 PM

Por ahí dicen que hay personas que están destinadas a estar unidas por siempre. Y prueba de ello es la pareja que componen Rafael Nadal y su novia, María Francisca Perelló. El campeón del tenis y la administradora de empresas han sostenido una relación de casi 14 años y ahora, según se anuncia en España, han decidido que se casan.

Nadal de 32, y Perelló, de 30, se comprometieron en mayo pasado durante el abierto de tenis de Roma, donde Nadal se alzó como el campeón. Ahora la pareja se alista para celebrar sus nupcias este otoño en su natal Mallorca, según confirma la revista ¡Hola!

La pareja no luce anillo de compromiso pero al parecer ha dado en llevar un discreto pendiente que simbolizaría su compromiso nupcial.

De acuerdo con medios locales, Nadal y Xisca -como llaman a su novia popularmente- se conocieron cuando eran casi niños y fueron presentados por Ana María, la madre de Nadal, en 2005.

Aunque ella lo acompaña a los grandes torneos del circuito Roland Garros, la mayor parte de su tiempo lo dedica a manejar la Fundación Rafa Nadal donde hace el papel de directora de Integración Social, donde también trabaja su futura suegra, con quien por cierto se lleva de mil maravillas.

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Mary, como Nadal llama a su amada, es sumamente discreta y aunque es presencia constante a pie de cancha nunca ha buscado el protagonismo o llamar la atención a pesar de la carrera de altos vuelos de su futuro marido.

La decisión de llegar al altar luego de tanto tiempo juntos podría apuntar a los deseos de la pareja de formar una familia, pues él ha declarado que le encantaría "tener algunos hijos".

Es por ello que se estima que la graduada en Dirección y Administración de Empresas y Economía por la Universidad de las Illes Balears y el jugador de tenis no protagonicen una boda decadente y rimbombante. Sea como sea, esta será sin duda una de las bodas del año.

Advertisement