El actor mexicano realizó este jueves una transmisión en vivo en Instagram en compañía de su compadre Roberto Tapia.

Por Moisés González
Abril 02, 2021
Anuncio

"[Es] la primera vez que hago una aparición y es para mí un momento histórico en mi vida, un parteaguas". Tras mucho tiempo alejado del medio, Rafael Amaya reapareció este jueves en una transmisión en vivo que hizo desde la cuenta de Instagram de su compadre Roberto Tapia, donde el galán mexicano habló por primera vez frente a cámara con su público.

"Aquí estoy y lo que se ve no juzga y pues aquí estoy al 100 con ustedes, muy agradecido con Dios, con mi familia, con mis amigos y pues con los fans sobre todo que no han perdido la fe y les ofrezco una disculpa por no haber estado todo este tiempo al pendiente de ustedes", expresó el protagonista de la exitosa superserie de Telemundo El señor de los cielos.

"Gracias por apoyarme todo este tiempo", prosiguió el actor. "Es una bendición estar ahorita platicando con ustedes […] Aquí estoy al 100, estoy mejor que nunca, muy feliz, muy contento. Ya no me les voy a perder tanto. Vamos a estar más pendiente ahí de las redes sociales".

Sin entrar en muchos detalles, el intérprete de 44 años reconoció que "han pasado situaciones contundentes" en su vida que "me han hecho entender los codazos de la vida".

"La verdad yo no sé cómo estoy vivo ahorita y me siento vivo otra vez, me siento muy contento, siento el calor del sol, escucho a la gente, los veo a los ojos, es muy diferente, es otro mundo", aseveró Amaya para alegría de sus incondicionales seguidores. "Ahorita que estoy en total sobriedad y estoy haciendo mucho ejercicio me siento muy contento", agregó.

Respecto al aprendizaje que le dejó su dura batalla contra las drogas, Amaya comentó: "En todo este proceso he aprendido muchas cosas, a acercarme a mi familia, a acercarme a Dios, acercarme a la gente que me quiere de verdad, a la gente que me conoció antes de salir en la serie de El señor de los cielos. Aprendí a valorar las cosas, aprendí a regresar a mi centro, a regresar a mi niño interno, a escucharlo. Yo antes de entrar a El señor de los cielos empecé siendo un actor queriendo hacer un buen personaje y me dejé llevar por muchas cosas y aprendí y de eso se trata la vida, de aprender y sigo aprendiendo y voy a seguir aprendiendo".

"Aquí voy a estar para ustedes y va por ustedes, va por mi papá, va por Dios, va por mi compadre y aquí voy a andar al 100 y apenas vamos empezando", señaló.