La mayoría de las polémicas de las que Paulina Rubio ha sido centro se deben a la relación con sus exparejas sentimentales; particularmente, con los padres de sus hijos, Gerardo Bazúa y Nicolás Vallejo-Nágera. Por ello, el primero rompió el silencio.
Anuncio

Hace unas semanas, Paulina Rubio habló de su actual situación personal y lo importante que son sus hijos, Andreas Nicolás y Eros, en su vida. Además, aseguró que es la única que se hace cargo de su cuidado; incluso reveló que los niños sólo llevan su apellido. Ante ello, Gerardo Bazúa, su expareja sentimental y padre de su hijo menor, reaccionó a este comentario.

"[A Paulina Rubio] la invito a que cheque el acta de nacimiento, la verdad", advirtió Bazúa a los medios de comunicación. "Estoy en paz, no me quedo en mi vida hablando de mi pasado, estoy viviendo un presente muy bello en todos los ámbitos, la verdad, lo digo de todo corazón. Ya escuché y me río. Me río cuando alguien siempre habla del pasado".

El cantante prefiere dejar atrás las controversias sobre su su relación actual con La chica dorada. Sin embargo, desmintió  que reciba alguna pensión de su parte. Por el contrario, aseguró que cumple con sus obligaciones como padre.

"A mí no me mantiene, no me da dinero y nunca me ha dado dinero, ni se lo he pedido", aclaró. "Ella muy bien sabe que nunca le pedí ni he recibido dinero con ella. Así es que estoy súper limpio por esa parte. La manutención que me toca a mí es igual con todos mis hijos".

Paulina Rubio y Gerardo Bazúa
Credit: Mezcalent.com

Gerardo Bazúa busca seguir adelante y para Paulina Rubio solo tiene buenos deseos; reveló que ya se reúne con el hijo de ambos sin conflicto alguno. "Estoy avanzando, puedo hablar de mí. Le deseo siempre todo lo mejor. Será siempre la mamá de mi hijo y le deseo todo el amor, de verdad, a manos llenas. Es una gran mujer que tiene que tener y tiene todo para ser feliz; así que le deseo lo mejor", concluyó.