Los cuestionamientos sobre el buen comportamiento de Gerardo Bazúa como padre podrían terminar antes las declaraciones de su primera esposa.

Por Carolina Amézquita Pino
Mayo 28, 2020
Anuncio

Hace unos días, se dio a conocer que Gerardo Bazúa, expareja sentimental de Paulina Rubio, demandó a la Chica dorada para poder convivir con el hijo de ambos, Eros. Sin embargo, el cantante también es padre de dos hijos más, Gerardo y Sebastián, producto de su matrimonio con Yuriko Sandoval, quien ahora revela la clase de padre que resulta su exmarido.

“Con mis hijos puedo decir, bajo mi experiencia, que él [Gerardo Bazúa] ha sido muy buen papá y siempre ha estado presente”, mencionó Sandoval al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “Nunca pasan más de dos meses sin que los vea”.

La mujer considera que Bazúa sufre por no estar cerca de el más pequeño de sus vástagos. También mencionó que durante el tiempo que él vivió con la intérprete de “Ni una sola palabra”, sus hijos estuvieron en casa de Paulina Rubio antes del nacimiento de Eros y convivieron con Nicolás el primogénito de la cantante.

“Pienso que a ahorita debe ser muy difícil para él no ver a su hijo [Eros] porque allá, que viven en la misma ciudad y no lo puede ver”, agregó. “Ellos [Gerardo y Sebastián] fueron, no recuerdo, si una o dos veces. Aunque estaban con Gerardo y Paulina, realmente, se la pasaban más con Gerardo”.

Credit: Best Image/The Grosby Group

Yuriko Sandoval asegura que Gerardo y Sebastián pudieron convivir en una sola ocasión con su hermano menor.

“Nunca ha habido un acercamiento de convivir varios días, irse juntos de viaje [Gerardo, Sebastián y Eros]”, reveló. “Una vez, creo que estaba de un año o meses Eros, cuando vino a Culiacán y estaban encantados. En ese entonces estaba chiquito y era su hermano el bebé, la novedad. Desde esa vez ya no han tenido ningún trato con él”.