La primera ministro británica Theresa May invitó a Donald Trump a Reino Unido en visita de estado; fuentes aseguran que ese gesto pone a la reina Isabel II "en aprietos".

By Mayra Mangal
January 31, 2017 08:05 AM

La invitación que el presidente Donald J. Trump recibió para visitar el Reino Unido de parte de la primera ministro británica Theresa May no tiene muy contentos a los súbditos del reino, que al parecer no quieren una visita del flamante presidente de la Unión Americana.

Y aparentemente ellos no serían los únicos que están experimentando molestias, según reportes de la agencia AP —y que fueron divulgados esta mañana por distintos medios— la invitación también ha puesto a la mismísima reina Isabel II en un aprieto.

Según Peter Ricketts, exsecretario del Misterio de Relaciones Exteriores británico, la invitación ha colocado a la reina en “una posición muy complicada”, especialmente por el furor que rodea el decreto que emitió Trump el viernes pasado sobre el ingreso al país de ciudadanos de origen musulmán provenientes de Irak, Siria, Iran, Libia, Somalia, Sudán y Yemen.

Fotos en redes de las protestas en Londres por el decreto de Trump:

 

 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En una carta enviada este martes al diario local The Times, Ricketts aseguró que la invitación “fue imprudente” y que ésta no debió haberse extendido sino hasta que Trump hubiese pasado “un par de años” al frente del gobierno estadounidense.

Y es que como bien se sabe, la monarquía inglesa se rige por estrictos códigos protocolarios y aún a pesar de la avanzada edad de la monarca —que en 2016 cumplió 90 años— esta mantiene una atareada y compleja agenda de trabajo.

Según Ricketts, la reina hace invitaciones en virtud de asesoramiento de los integrantes del gobierno y tradicionalmente recibe a sus invitados en el palacio de Buckingham.

En medio del debate, miles de manifestantes se lanzaron a las calles de Londres —en protesta y para exigir que se cancele la visita de Trump— apostándose frente a la residencia de la primera ministra en 10 Downing Street.

De igual modo, han hecho circular una petición firmada por el público, que hasta la fecha tiene más de 1.5 millones de firmas.

 

 

Advertisement


EDIT POST