El príncipe William reveló que durante su visita a África hay una razón especial para sentirse feliz de tener a sus tres hijos a kilómetros de distancia.

September 26, 2018 02:50 PM

El príncipe William, de 36 años de edad, se encuentra en medio de una visita a diferentes lugares del continente africano, como parte de sus trabajos en pro de la preservación de la fauna salvaje y en especial de los rinocerontes negros.

Para este viaje, el querido duque de Cambridge decidió viajar en solitario y sin la compañía de su creciente clan, ya que Kate Middleton y sus hijos se quedaron en casa. El hermano mayor del príncipe Harry sabe lo ajetreado que puede resultar el ser padre de tres pequeños, por ello, esta escapada le ha dado una razón extra para disfrutar al máximo de su visita a África.

“Estoy esperando con ansias, particularmente, por algunas buenas noches de sueño sin interrupciones durante esta semana que estaré lejos de mis maravillosos hijos”, aseguró William en tono de broma el pasado martes en Namibia. “(Kate está) inmensamente celosa”, añadió el carismático miembro de la familia real del Reino Unido.

El príncipe William y su familia
Samir Hussein/WireImage

A pesar del simpático momento que regaló el príncipe con su comentario, la principal razón de su visita a Namibia es de gran importancia para sus trabajos de preservación de animales en peligro de extinción y que son blanco de cazadores ilegales.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Este es el motivo de porqué quería venir a Namibia, para escuchar y aprender. La voz de Namibia será muy importante sobre estos difíciles temas en la próxima conferencia en octubre sobre Tráfico Ilegal de Vida Salvaje que se llevará a cabo en Londres”, aseguró el príncipe junto a una fotografía colgada en la cuenta de Twitter del Palacio de Kensington.

En otra publicación adicional, se detalló el encuentro cercano que tuvo William con una de estas majestuosas criaturas que luchan cada día para no desaparecer de la faz de la tierra.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST