Aseguran que el príncipe Harry no soportal las críticas negativas en contra de Meghan Markle y que no quiere que le pase lo que a la princesa Diana.

December 12, 2018 05:48 PM

Conforme avanza el embarazo de Meghan Markle en la espera de su primer hijo también parece crecer la tensión en el palacio de Kensington.

Luego de que hace un par de días surgieran reportes de que hay conflictos entre la duquesa de Sussex y Kate Middleton y que también hay un distanciamiento entre sus respectivos maridos, el príncipe Harry y su hermano, el príncipe William, ahora fuentes de palacio y expertos en el tema aseguran saber cuál es la verdadera razón de este drama.

Según ellos Harry se siente temeroso de la presión pública que hay sobre su esposa y futura madre de su primer heredero y que por ello se ha vuelto sobreprotector de su esposa, especialmente porque sabe lo mucho que sufrió su madre, la desaparecida princesa Diana, por vivir en el ojo público, y no quiere que a Meghan le pase eso.

“Harry no soporta ninguna crítica sobre Meghan”, explica la experta en temas de la realeza Emily Andrews. “Él siente que no pudo proteger a su madre por lo que hace todo lo posible por proteger a su esposa. Es su forma de librarse del sentimiento de culpa. Es tan protector que incluso ve críticas negativas donde no las hay”, afirma la experta.

Max Mumby/Indigo/Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Por su parte, fuentes cercanas al palacio aseguraron a la revista US Weekly que Harry se siente “impotente” ante los reportes de la prensa y los reportes negativos que circulan sobre su mujer desde hace semanas y que se dispararon al conocerse que una de sus asistentas había renunciado supuestamente por el carácter tiránico de Meghan.

“Esto ha puesto presión en la relación de ella con Harry. Él se siente muy frustrado con lo poco que él puede hacer al respecto”, continúa la fuente. “Mantanerla alejada de la negatividad y el daño ha sido muy duro para él. En la relación siempre ha sido uno de sus propósitos el mantener [a Meghan] alejada de la negatividad”.

Las llamas al fuego se han avivado aún más al conocerse que una segunda asistenta puso su renuncia y que Samantha Cohen, la mujer que estaba a cargo de hacer de Meghan una duquesa hecha y derecha, ha renunciado a su puesto a pesar de haber sido colocada ahí por la mismísima reina Isabel II. Sin embargo, fuentes en el palacio aseguran que entre ambas no hay conflicto alguno ¿será?

 

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST