En menos de tres días, Paulina Rubio ha debido enfrentar dos procesos judiciales con sus exparejas sentimentales por las vacaciones con sus hijos.

Anuncio

El pasado miércoles se dio a conocer que Paulina Rubio tuvo que asistir a una audiencia virtual porque Gerardo Bazúa, padre de su hijo menor Eros, quería evitar que la cantante viajara a Europa con el niño. Ese proceso legal lo ganó y se fue a reunir con su primogénito, Andreas Nicolás, quien se encontraba con su padre Nicolás Vallejo en España. Sin embargo, su exmarido no estuvo de acuerdo en tener que entregarle al niño, porque, según argumentaba, todavía le quedaban varios días para estar con el menor ante del entregarlo a su madre.

Ante ello, Colate pidió una audiencia express a Miami para conservar al chico por más tiempo; lo cual, fue desestimado por la misma jueza que la ocasión anterior dio el veredicto a favor de la intérprete de "Ni una sola palabra".  

"Va a entregar el pasaporte señor Vallejo, le va a entregar el pasaporte a la madre del niño porque es la única manera con la cual el menor puede viajar y no habrá diez días adicionales al final del verano, el niño regresará a Estados Unidos y se alistará para la escuela", fue la sentencia que dio la juez a Vallejo durante la audiencia virtual. "Necesita organizar su tiempo de manera adecuada, proporcionalmente, bien escrita y por anticipado".

Paulina Rubio y Colate

El empresario aseguró que la petición "lo hice y le dije a la  madre desde el día 18 de abril del primer viaje"; por lo tanto, considera que debe tener más tiempo a su hijo. Sin embargo, la jueza desestimó el argumento.

"Lo entiendo pero ese viaje no se llevó a cabo, usted no puede ahora", aclaró. "En este momento tenemos que resolver que el niño pueda viajar con la mamá. Entiendo que él hubiera querido pasar más tiempo con su familia, pero ya habrá tiempo".

Paulina Rubio logró llevarse a Andreas Nicolás a París donde pasará las vacaciones junto a su otro hermano.