El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la emprendió contra varios famosos que han manifestado públicamente su desacuerdo con el Tren Maya, a los que llamó "seudoambientalistas" y "fifís".
Anuncio

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la emprendió contra varios famosos que han manifestado públicamente su desacuerdo con el Tren Maya que se construye en el Yucatán, al llamarles "seudoambientalistas" y "fifís".

Durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional, el mandatario criticó la campaña "Sálvame del Tren", a la que se sumaron famosos como, entre otros, Eugenio Derbez, Natalia Lafourcade, Kate del Castillo, Ana Claudia Talancón o Rubén Albarrán.

"Convencen o contratan a ambientalistas supuestamente preocupados por la defensa del medioambiente y empiezan una campaña en contra del Tren Maya", dijo el mandatario, también conocido por las siglas AMLO.

"¿Cuándo estos artistas, seudoambientalistas, se pronunciaron  por la destrucción que se iba a llevar a cabo del lago de Texcoco, cuándo? Hablamos del lago con más historia, que es el origen de México, Tenochtitlán, nunca, nada, ¿cuándo dijeron algo durante el periodo neoliberal que los gobiernos entregaron el 60% del territorio para la explotación minera, 120 millones de hectáreas?", añadió.

También indicó que se están sembrando "200.000 hectáreas" de árboles, y que en el sureste se están haciendo tres parques de 18.000 hectáreas a modo de reservas naturales.

"¿Cuándo Eugenio Derbez, Bárbara Mori, Natalia Lafourcade, Rubén Albarrán y otros artistas se pronunciaron por el Lago de Texcoco?, ¿cuándo dijeron algo de que el periodo neoliberal se entregaron hectáreas para la explotación minera?", sostuvo el presidente, quien aseguró que "son muy conservadores, muy fifís".

"Los conservadores están enojados porque se atiende al pueblo, son porfiristas, son partidarios de la esclavitud y como son hipócritas, no se atreven a externarlo", aseguró.

Estos y otros artistas han subido videos a redes sociales como parte de esta campaña que nace tras la modificación del tramo 5 sur del tren por considerar que tendrá un fuerte impacto medioambiental en forma de deforestación, pérdida de fauna y daños a ríos subterráneos y cenotes.