El presentador salvadoreño ganador del premio Emmy Francisco Cáceres deja la pantalla de Telemundo para mudarse a Boston y estudiar en Harvard. Esto nos contó sobre este emocionante nuevo capítulo en su vida.
Anuncio
Francisco Caceres
Credit: Pipe Jaramillo

El presentador Francisco Cáceres se despide hoy de la pantalla de Telemundo para mudarse a Boston con su pareja en julio y estudiar en la prestigiosa universidad de Harvard. El periodista habló en exclusiva con People en Español sobre este nuevo capítulo y qué lo llevó a cambiar su rumbo. El año pasado sintió un llamado de servir a otros. "El punto clave fue durante la pandemia entender el rol que como periodista yo puedo tener para dar de vuelta al mundo. Puedo hacer un mundo mejor a través de mi trabajo, que es mucho más grande que yo", afirma.

¿Cuál es su misión? "Quiero trabajar tanto en español como en inglés en pro de las minorías, de los inmigrantes y las personas de la comunidad LGBTQ", dice. "Hay muchísimo que hacer y me encantaría dedicar mi vida a trabajar en pro de los derechos humanos".

Su familia se siente orgullosa de que estudiará en Harvard tras recibir una beca. "Mis papás no se lo creen", admite risueño. Al principio pensó tomar una clase online o hacer un diplomado en noticias para sentirse más preparado y esta búsqueda lo llevó a aplicar a esta prestigiosa universidad. "Una cosa llevó a la otra", recuerda. Tras un arduo proceso de aplicación, recibió la feliz noticia de que lo habían aceptado.

El periodista hará una maestría en administración pública con énfasis en política en Harvard Kennedy School. ¿Cuáles son sus planes después de graduarse? "Si bien la intención principal es hacer periodismo para construir un mundo mejor, tampoco descarto la idea de trabajar en política en Washington o en una ONG pro derechos humanos", revela.

Francisco Caceres
Credit: Pipe Jaramillo

Desde su adolescencia tuvo grandes ambiciones. "Mi sueño era trabajar en CNN", confiesa Cáceres, de 36 años, a quien le fascinaba el periodismo investigativo y la política. Sin embargo, se le abrieron las puertas en televisión reportando sobre cine y entretenimiento, y hasta hizo una maestría en cine en Madrid.

Si bien un antiguo jefe le negó ser el conductor del programa matutino en su país, hoy agradece que esa puerta se cerró, para que otras se abrieran en un futuro. "Empecé a aplicar a trabajos en todo el mundo", cuenta después de recibir esta negativa. Así llegó a la pantalla de Telemundo. "Ese fue un sueño", cuenta sobre mudarse a Estados Unidos a sus 27 años y comenzar en la cadena hace 9 años. "Estoy superagradecido", admite.

El presentador de noticias y productor de televisión, ganador de tres Premios Emmy, brilló como co-animador de Un Nuevo Día, y más recientemente Hoy Día (Telemundo), además de ser colaborador de los programas The Today Show y Access Hollywood de NBC.

En sus 15 años como periodista ha entrevistado a políticos como la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris y a celebridades como Tom Cruise, Jennifer López, Angelina Jolie y Shakira, entre muchos otros, además de cubrir importantes eventos como los Premios Óscar y los Globos de Oro.

Su carrera como periodista comenzó cuando tenía 20 años en su país, donde llegó a tener su propio show de cine Ticket con Francisco Cáceres. Si bien tuvo que salir de su país "por las limitaciones hacia la comunidad LGBTQ+", asegura que siente un compromiso con su tierra y quiere "trabajar en el futuro para crear un El Salvador más justo y tolerante".

Francisco Caceres
Entrevistando al actor Tom Cruise en París
| Credit: Cortesía de Francisco Cáceres

En el 2020, tras reportar sobre la pandemia del coronavirus y el movimiento de protestas por igualdad racial en los Estados Unidos, sintió la necesidad de seguir haciendo una diferencia positiva como comunicador.

Su pareja Adam ha sido su roca al tomar esta decisión. "Ha sido un apoyo fundamental", cuenta sobre su novio, quien es italiano-americano, oriundo de Ohio, a quien conoció hace tres años y medio en el app de citas Tinder. "Después de miles de intentos fallidos de conocer gente, los dos ya estábamos tirando la toalla y nos conocimos en enero del 2018", añade sobre su pareja. "Ha estado diciéndome que sí puedo en mis momentos de duda y empujándome". Adam, quien es director de recursos humanos, puede trabajar remoto desde Boston, donde comenzarán una nueva vida en julio.

Con Adam ve un futuro brillante. "Tenemos los nombres de nuestros hijos ya planificados. No hay fecha de boda todavía, no estamos comprometidos, pero sí es algo que los dos soñamos. Soy muy cercano con la familia de él. Él también con mi familia, y estamos tratando de crear una vida juntos".

Francisco Caceres
Francisco y su pareja Adam
| Credit: Joyce Buzzacco

"Fue difícil", admite sobre salir del clóset. "Yo vengo de una familia bien conservadora Opus Dei en El Salvador y mis papás se dieron cuenta yo creo que muy temprano que yo era diferente. Yo era gay y aparte ADD", dice Cáceres, quien tenía desorden de déficit de atención. "Me comenzaron a llevar a psicólogos cuando era muy pequeño. Fue muy difícil para mí crecer con ese sentimiento de que había algo malo en mí, que había un defecto", reconoce el presentador, quien siempre sintió que sus padres lo amaban y querían ayudarlo.

Sin embargo, se sentía oprimido dentro de su propia sociedad. "Es un país donde yo no me puedo casar, no puedo tener hijos", afirma. "Salí del closet primero con mis hermanas", recuerda Cáceres, quien tuvo su primera relación con un hombre a los 18 años y estuvieron juntos nueve años. "Fue muy difícil estar en una relación seria sin que mi familia lo supiera", admite.

Cuando él tenía 26 años, a su hermana le diagnosticaron leucemia cuando ella estaba embarazada. Afortunadamente hoy ella goza de buena salud al igual que su hijo, pero él temió lo peor en aquel entonces. "Yo no quería que mi hermana se muriera sin conocerme realmente como yo soy", dice Cáceres. "Yo salí del closet con ella y luego con mi otra hermana".

Con sus padres habló abiertamente de su homosexualidad cuando él tenía 30 años. "Mi papá me escuchó y me dijo: 'Hijo, yo lo quiero a usted con todas sus virtudes y con sus defectos y no veo ningún defecto' ", recuerda. Para su madre fue un proceso difícil. "Ella es muy religiosa y trato de tenerle muchísima empatía porque entiendo que está entre la espada y la pared", dice. "Ella me ha apoyado en todo y está tratando de encontrar esos puentes entre los dos".

Hoy siente que todo tiene un porqué. "Creo que todo está ligado en mi vida", dice Cáceres, quien siente que "el hecho de haber crecido gay en El Salvador, en medio de una guerra civil, viendo tanta injusticia y tanta pobreza" lo hacen más sensible hoy como comunicador. "Por mucho tiempo me sentía avergonzado de ser gay y de venir de un país con tantos problemas. Ahora más bien lo veo como mi gran virtud. Que yo sea gay me hace más empático con la gente, y puedo entender a las minorías y las personas que son discriminadas", reflexiona. "Eso me ha motivado a tratar de cambiar todos esos 'no' a 'sí'. Los 'no' siguen llegando, y aunque duelen, son una oportunidad de crecer".