Yolanda Andrade fue víctima de una adicción que la llevaron a cometer muchas imprudencias; pero, sobre todo, la llevaron a atentar contra su propia vida.

Por Carolina Amézquita Pino
Marzo 17, 2020
Anuncio

Durante mucho tiempo, Yolanda Andrade padeció diversos episodios de depresión ocasionados por el alcoholismo que sufrió durante varios años. Las experiencias de la conductora a causa de esta adicción la llevaron a considerar situaciones extremas; incluso, intentó suicidarse con un arma de fuego para acabar con su desesperación.

“Jalé [el gatillo de una pistola] y brincó la bala, gracias a Dios”, reveló Andrade en una conferencia titulada Mi vida es hoy, que impartió en la Policía Federal de la Ciudad de México. “Bebía dos botellas diarias”.

De acuerdo con la cotitular del programa Montse y Joe, no consideraba tener un un problema con las bebidas embriagantes porque lo veía como algo cotidiano que le permitía seguir con sus actividades personales y profesionales. Asegura que el alcohol también la hacía sentir poderosa y cometer muchas imprudencias que la pusieron en riesgo, y, peor aún, colocaron el peligro a otras personas ante su actitud irresponsable.

“Me calmaba y vivía mi vida, según yo normal, porque era alcohólica productiva”, relató. “Borracho se te hace fácil todo, caes en la provocación, en el abuso, sales a manejar así es una irresponsabilidad”.

Yolanda Andrade lleva varios años sobria y ahora quiere evitar que los jóvenes tengan alguna adicción; por ello, busca crear conciencia entre ellos sobre los conflictos que ocasiona tener este tipo de dependencias y cómo se pueden evitar accidentes por esta situación. También aprovechó para reconocer la importancia de la policía para proteger a los ciudadanos; aún en situaciones de esta naturaleza.

“A la policía la necesitamos como ciudad, como autoridades”, advirtió. “Son esenciales para la prevención de los jóvenes contra las adicciones”.