El tenor español Plácido Domingo aceptó su responsabilidad en las acusaciones de acoso sexual en su contra aparecidas en 2018, luego de que una investigación corroborara las alegaciones que el artista en un principio había negado.

Anuncio

La legendario tenor Plácido Domingo aceptó su responsabilidad en relación a las acusaciones de acoso sexual que presentaron en su contra 27 mujeres que habían tenido una relación profesional con el aclamado artista español.

Una investigación llevada a cabo por el sindicato estadounidense de artistas musicales (AGMA, por sus siglas en inglés) encontró que el intérprete había abusado de su posición de poder y había “participado en actividades inapropiadas, que van desde el coqueteo hasta los avances sexuales, dentro y fuera del lugar de trabajo”, contó la entidad en un comunicado de prensa divulgado este martes.

Las víctimas de las acciones de Domingo no denunciaron los hechos en su momento por miedo a represalias que pudieran afectar su carrera profesional, agrega el comunicado.

Tras darse a conocer la conclusión del sindicato, el tenor reconoció en otro comunicado entregado a Los Angeles Times que tras unos meses de reflexión ahora entiende la delicada posición en la que se encontraban sus colegas afectadas por su conducta quienes, a su juicio, estaban preocupadas de que sus carreras profesionales.

“Quiero que sepan que realmente lamento el daño que les causé”, dijo. “Acepto toda la responsabilidad de mis acciones, y he crecido a partir de esta experiencia”, agregó.

Domingo. de 79 años, señaló que está comprometido a hacer un cambio “positivo” en la industria de la ópera para que “nadie tenga que pasar por lo mismo”.

“Mi ferviente deseo es que esto resulte en un espacio más seguro para trabajar, y espero que mi ejemplo empuje a otros a seguir mis pasos”, manifestó.

gettyimages-1185111688.jpg

La asunción de responsabilidad por parte del artista español contrasta con el rechazo con que acogió una investigación de la agencia Associated Press en 2018 en la que se revelaba un patrón de conducta abusivo que se remontaba a los años ochenta.

Domingo, que lleva casado con Marta Ormelas desde 1962, ya había renunciado a su cargo directivo en la Opera de Los Ángeles cuando aparecieron las alegaciones.

De acuerdo a AP, los investigadores del sindicato entrevistaron a dos docenas de personas que reconocieron haber sido objeto de acoso por parte de Domingo o haber sido testigos de acciones inapropiadas de la estrella de la ópera.