El cantante confesó qué fue lo primero que le dijo a su hijo en la corte, cuando el juez lo exoneró de regresar a la cárcel.

Anuncio

Haber nacido en una cuna de oro y heredar uno de los apellidos más prestigiosos del mundo artístico latino no es de ninguna manera sinónimo de felicidad.

Eso se deduce de las más recientes declaraciones de Pepe Aguilar en el programa El gordo y la flaca (Univision), en el que reveló que antes de ser detenido por la policía, su hijo José Emiliano estaba sufriendo mucho.

“Entiendo el dolor que traía en determinado momento porque después de todo esto conocí un montón de cosas de mi hijo que no sabía”, comentó el cantante. “Ahora entiendo que sí, realmente estaba pidiendo a gritos ayuda, pero no más para adentro, no le decía nada a nadie, hasta que sucedió esto”.

pepe-aguilar.jpg

Según El gordo y la flaca, el joven “padece de serios problemas mentales” y, si bien no especificó de qué tipo, sí dijo que él “sufrió mucho cuando sus padres se separaron”. La depresión que se desató fue tan grave que tuvo que dormir con su madre hasta los 15 años.

El joven de 25 años fue condenado por un juez de San Diego, CA, a tres años de libertad condicional después de que fuera imputadode tráfico humano por tratar de introducir indocumentados al país. La condena también incluye seis meses en un centro de rehabilitación para combatir el consumo de drogas.

Pepe Aguilar y hijo

Visiblemente emocionado, José Emiliano dijo en una entrevista con El gordo y la flaca que toda su familia se ha portado increíblemente con él y que le hizo mucho bien ver a su mamá apoyándolo en la primera audiencia ante el juez, pese a que se habían peleado.

También reconoció que al meditar en cómo su conducta afectaría la carrera de su padre y cómo esto mancharía el apellido de su familia, llegó a creer que su progenitor le iba a dar la espalda. Pero no fue así.

“Allí ha estado en todo, en todo, en todo… Aunque esté cantando en otros lados o tenga otros compromisos porque sé que es un hombre que tiene mucho trabajo, ahorita nunca me ha dejado, jamás”, resaltó.

Efectivamente, el intérprete de “Por mujeres como tú” suspendió todo para ser uno de los primeros en abrazar a su hijo en la corte al escuchar que ya no volvería a pisar la cárcel.

“Lo primero que le dije fue que había vuelto a nacer”, comentó feliz Pepe Aguilar. “Le dije que era una oportunidad como las que muchas en la vida se le habían dado, que esperaba de todo corazón que esta la tomara, que la aprovechara”.