Sin poder quitarse las gafas de sol de tanto que reconoce haber llorado, el cantante recordó los momentos más emocionantes, y también los enfados, que vivió con su madre.
Anuncio

La marcha de una madre siempre es dolorosa, pero cuando se tiene una relación tan estrecha y especial como la de Pepe Aguilar y Flor Silvestre, el dolor se hace más intenso.

Agradecido con sus seguidores por todos los mensajes de apoyo y cariño tras la muerte de la mítica artista, el cantante compartió un entrañable video donde además de dar las gracias habla de momentos muy cómplices con su mamá, a la que dedicó su show del pasado viernes Mexicano hasta los huesos.

A pesar del dolor y las lágrimas que como bien describe lleva derramando en los pasados tres días, tanto él como sus hijos Ángela y Leonardo Aguilar lo dieron todo para honrar a su madre y abuela en el escenario.

"Es curioso que sea un show en honor a la muerte, pero va mucho más allá", explicó sin quitarse las gafas. Y es que, como el propio Pepe aseguró han sido días de llorar a una de las grandes mujeres de su vida.

"Yo tenía una relación muy buena con mi madre... Nos divertíamos mucho mi madre y yo, era muy chistosa, y duele, duele profundo. Los ojos menos ahora se los puedo enseñar después de estar llorando tres días", confesó el intérprete de "Prometiste", visiblemente emocionado.

Una emoción que plasmó en este show que también produjo y que de la mano de sus hijos dedicó a la inolvidable actriz y cantante. La espectacular puesta en escena de Los Aguilar fue aplaudida por su público que quedó prendado de su arte. Seguro que desde el cielo también recibieron los aplausos de la matriarca. Muchas felicidades.