Eugenio Derbez y Eva Longoria hablan de su cercana amistad y de grabar juntos la comedia Overboard.

By Lena Hansen
May 03, 2018 09:17 AM

Grabar juntos la comedia Overboard (MGM/Pantellion Films) fue un placer para Eugenio Derbez y Eva Longoria, quienes son amigos desde hace años. “Siempre hemos tenido una relación maravillosa, no solamente por ella sino por Pepe. Yo he trabajado toda mi vida con Pepe Bastón, toda mi carrera en Televisa tuve que tratar con Pepe, su esposo“, cuenta Derbez en exclusiva a People en Español. “Cuando estaba en el set Pepe me hablaba y me decía: ‘Ahí te encargo a mi mujer.'”

Derbez, quien es protagonista y productor de la comedia, añade sobre el embarazo de Longoria: “Eva tenía muchas ganas de ser mamá y los veo muy contentos. Están felices, están radiantes”.

(Photo by Matt Winkelmeyer/Getty Images)

Por su parte, la actriz mexicoamericana cuenta sobre la filmación: “Fue muy divertido. Estabamos grabando en Vancouver que a veces es muy frío. Es una de las ciudades más bellas en las que he estado”. También grabar en un barco tiene sus retos por el mareo que pueden traer las olas, pero según Longoria “trabajar con Engenio y Anna [Faris] fue maravilloso”.

La historia es una nueva versión del clásico del mismo nombre protagonizado por Goldie Hawn y Kurt Russel en 1987. En la trama, Derbez interpreta a un millonario hispano que pierde la memoria tras caerse de su yate y cambia de estilo de vida cuando Anna Faris —una mamá soltera de clase obrera— le hace creer que él es su esposo.

(Photo by Steve Granitz/WireImage)

Alessandra Rosaldo, la esposa de Derbez, lo acompañó ayer en la premiere en Los Angeles de la película, que ya está en cines. Rosaldo también lo visitó en Vancouver el verano pasado durante varios días de la grabación, que tardó unos dos meses.

(Photo by Jon Kopaloff/FilmMagic)

Según Derbez trabajar con la comediante estadounidense Anna Faris, quien hace de su pareja en la historia, fue un regalo. “Yo no conocía a Anna más que en las películas. Es lindísima, es muy relajada, es muy simpática. Tuvimos una química maravillosa. Fue un verdadero placer trabajar con ella.”

Lo único que no recuerda con mucho agrado fueron las bajas temperaturas de Vancouver. “Hacía mucho frío, el mar es helado aún en verano. No se imaginan lo que fue aventarnos al agua. Nos ponían trajes de buzo para tratar de protegernos. Hay una escena donde voy en un jetski en traje de baño desnudo del torso y voy gritando de la emoción, pero es del frío”, bromea. “Se ve todo muy soleado y muy calentito, pero estaba helada el agua”.

 

Advertisement