El abrazo que Lupillo y Gustavo Rivera se dieron en el homenaje a su padre Pedro, no fue bien visto por su sobrina Chiquis, quien no dudó en criticar la acción; por ello, ahora es su abuelo quien habla al respecto.

Por Carolina Amézquita Pino
Diciembre 17, 2019
Anuncio

Durante el homenaje musical a Pedro Rivera, ocurrió la esperada reconciliación entre los hermanos Lupillo y Gustavo, quienes llevaban años peleados. Sin embargo, para la sobrina de ambos, Chiquis, consideró que fue un acto falso y quiere que “los trapos sucios se limpien fuera de cámaras”. El patriarca de la familia dio su opinión ante dichas declaraciones.

“No es culpa ni de uno ni de otro. No es culpa ni de Gustavo ni de Lupillo; ni del público ni de nadie. Como miré que iba a encontrarme con Rosa Amelia, mi exesposa, dije ‘qué bonito sería que sucediera esto’. Entonces, a mí se me salió sin pensarlo”, explicó Rivera al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “Si hubiera habido algún pensamiento [planeado], de alguna forma hubiera tartamudeado o hubiera dicho otra cosa mejor, pero no; lo que salió, ustedes lo pueden ver y así es. Salió de adentro”.

El también productor confesó que si bien se llevó a cabo este fraternal abrazo entre los involucrados, eso no significa que todo este resuelto y todavía deben hablar entre ellos para terminar con el conflicto de manera definitiva.

“Esperemos en Dios que sea una realidad, que llegue a ser una realidad”, agregó.”Como lo dije ahí, es lo que más deseo, que toda la familia esté súper bien. Que si hay un problema o algo, creo qué hay que arreglarlo porque hay que acordarnos que la vida es corta y no conviene siempre llevar odios dentro del pecho”.

Respecto a las amenazas de muerte que recibió Jenni, Pedro Rivera confesó que su hija se lo mencionó.

“[Jenni Rivera]me había comentado de una o dos amenazas que tenía“, reveló. “Lo único que le dije que no era necesario que cantara tanto, que tuviera tantos compromisos. Ella decidió seguir”.